El chileno Felipe Gutiérrez también acaba su contrato de cesión con  el Internacional de Porto Alegre, que no parece dispuesto a pagar los 2 millones de euros fijados en su opción de compra

Rubén Castro ya viaja de regreso a Sevilla tras su exitosa aventura en la Superliga China (7 goles en 11 partidos) y todo apunta a que en enero se reincorporará a la disciplina del Real Betis, si es ese su deseo, para cumplir el resto del contrato que mantiene con el club verdiblanco, hasta el 30 de junio de 2018 con opción de ser ampliado un año más.

El canario no es el único futbolista que puede causar alta en las filas béticas el próximo mes de enero, pues el chileno Felipe Gutiérrez también finaliza su cesión de un año al Internacional de Porto Alegre -campeón del Mundial de clubes en 2006-, que este próximo sábado puede sellar matemáticamente el ascenso a la Serie A después de un año en el purgatorio de la Serie B brasileña.

Rubén Castro, volviendo de China junto a Mario Suárez.

Felipe Gutiérrez llegó al Betis en el verano de 2016 traspasado desde el Twente por algo menos de 2 millones de euros -tras sufrir una operación de menisco unas semanas antes-, y jugó un total de 16 partidos (14 de Liga), la mayoría con Gustavo Poyet, su gran valedor, con el que fue titular en 8 de las 11 primeras jornadas. Con Víctor Sánchez del Amo perdió protagonismo y a finales de diciembre se lesionó y estuvo dos meses de baja por un esguince de ligamentos en la rodilla y ya solo volvió a jugar de titular con la elástica verdiblanca el 28 de febrero en La Rosaleda, donde el Betis ganó 1-2 al Málaga.


Felipe Gutiérrez, junto a Rubén Castro, cuando el primero tenía lesionada la rodilla.

El Inter de Porto Alegre puede hacerse con sus servicios en enero si abona 2 millones de euros fijados en la opción de compra, pero los brasileños no parecen estar por la labor. El chileno -que ha seguido sin faltar a una convocatoria de su selección, finalmente apeada del Mundial de Rusia– apenas está jugando últimamente (solo 10’ y 45’ en los últimos nueve partidos en la Segunda brasileña) y todo apunta a que en enero estará de vuelta en Sevilla si antes no se le encuentra destino. Con el Betis tiene contrato hasta el 30 de junio 2020.

El Inter de Porto Alegre filtró hace semanas su deseo de renegociar las condiciones de la opción de compra del centrocampista chileno, que desde mayo ha disputado 15 partidos (10 de titular), en los que ha anotado un gol y dado una asistencia.

En el Inter Felipe Gutiérrez tiene de compañero desde julio a Leandro Damiao, que militó varios meses la campaña anterior a su llegada en el Betis. Al delantero no le van mal las cosas y desde que empezó a jugar en agosto lleva 8 goles anotados en 15 partidos, los dos últimos este pasado domingo en la cancha del Luverdense (2-2).

Todo apunta, por tanto, a que Felipe Gutiérrez estará de vuelta en enero en Sevilla a la espera de destino, y si no encuentra una oferta interesante se reincorporará a la disciplina del Betis. El jugador cumplió el pasado 8 de octubre 27 años.