Este Real Betis no para de crecer de la mano de Setién

El Real Betis se impuso con tremenda autoridad a la SD Eibar (2-0), sumó su cuarta victoria consecutiva -lo que no lograba hace más de seis años y medio- y arrebata de manera provisional la quinta plaza al Villarreal, mientras empieza a marcar distancias con sus perseguidores

El equipo verdiblanco, de la mano de Quique Setién, no para de crecer y cada día compite mejor. Hoy dio buena cuenta del Eibar completando otro partido muy serio, de los que acostumbra últimamente. Sergio León (21′) abrió la lata tras un pase de Barragán -como en Getafe– y en la segunda parte una gran jugada de Barragán, con llegada hasta la línea de fondo y pase de la muerte, la desvió hacia su propia portería Arbilla (50′) para dejar sentenciado un choque en el que los eibarreses- que humillaron 5-0 a los béticos en la primera vuelta- apenas gozaron de un cabezazo de Ramis (27′) para inquietar la meta de Dani Giménez, que estuvo muy acertado en esa acción y segurísimo el resto del partido.

Los verdiblancos empezaron a marcar diferencias en cuanto empezó a entrar en acción Boudebouz y al final solo se echó en falta un gol de Rubén Castro para que igualara el récord histórico de Rincón. El canario gozó de hasta tres ocasiones muy buenas, pero el primer balón que tocó se le fue desviado junto al poste y en los otros dos anduvo inspirado el meta Dimitrovic. Fue la única guinda que faltó a una tarde jubilosa en Heliópolis, donde se dieron cita más de 50.000 locos de la cabeza que están disfrutando como hace años no lo hacían con su equipo, que cada vez transmite más seguridad en todo lo que hace.

Quique Setién volvió a utilizar el sistema con tres centrales y los tres estuvieron espléndidos: Mandi tuvo cruces providanciales, Bartra, aparte de la seguridad que transmite, tuvo oportunidad de marcar dos goles -uno de chilena, a lo Cristiano, y otro de cabeza- y Jordi Amat completó seguramente el que haya sido su mejor partido como bético y cada vez está convenciendo más a los aficionados. Este sábado no eran pocos los que afirmaban que había sido el mejor del equipo.

Los dos laterales, Barragán y Junior, tuvieron las dos bandas enteras para ellos. El palaciego aprovechó la suya para dar los dos pases de gol y el dominicano -pero seleccionable por España- fue un valladar por la suya y no dejó penetrar a nadie, con arrestos para subir varias veces y poner también buenos balones, uno de los cuales a punto estuvo de transformar Rubén Castro en el 3-0 en el 89′.

Setién prescindió esta vez de Javi García y de pivote ofició Fabián, cada vez más asentado en la elite, con Guardado y Boudebouz en los costados y Tello y Sergio León en punta. El palmeño mandó a la red la primera que tuvo y al catalán aún la falta integrarse del todo al estilo de juego del equipo, que de inicio sorprendió cediéndole la iniciativa al Eibar, sin presionarle arriba, para esperarlo y matarlo a la contra, como ocurrió en la jugada del 1-0. Luego fue coser y cantar para los béticos, que desde el 3-5 con el Real Madrid suman 16 de los 21 puntos en juego (pleno en los 12 últimos) y han dejado su puerta a cero en cinco de los siete partidos disputados. En el Villamarín han ganado sus dos últimos partidos con una solvencia desconocida desde hace mucho tiempo. El fin de semana lo pasará instalado en el quinto puesto -el Villarreal juega el lunes con el Athletic– y el viernes tiene una cita crucial en Girona ante uno de sus rivales más directos.

2 – Real Betis: Dani Giménez (2); Barragán (2), Mandi (2), Bartra (2), Jordi Amat (2), Júnior (2); Fabián (2), Guardado (2); Boudebouz (2) (Joaquín -1-, m.67), Tello (1) (Rubén Castro -1-, m.82); y Sergión León (2) (Loren -1-, m.61).

0 – SD Eibar: Dmitrovic (2); Peña (1), Ramis (2), Arbilla (1), Cote (1) (Capa -1-, m.63); Jordán (1), Dani García (1), Pedro León (1), Orellana (0), Escalante (0) (Inui -0-, m.63); y Kike García (1) (Iván Alejo -0-, m.78).

Goles: 1-0, M.21: Sergio León. 2-0, M.50: Arbilla, en propia puerta.

Árbitro: David Medié Jiménez (Comité Catalán). Amonestó a los visitantes Dani García (m.56) y Orellana (m.69), y a los locales Mandi (m.79) y Jordi Amat (m.92).

Incidencias: Partido de la trigésima primera jornada de LaLiga Santander disputado en el estadio Benito Villamarín ante 50.194 espectadores




 

Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *