Los verdiblancos se traen un valioso punto que les acerca a su objetivo europeo y suman ya su sexto partido consecutivo sin encajar gol (0-0). Los de Setién tuvieron las mejores ocasiones, pero las dos más claras las desperdició Javi García

El Real Betis vuelve con la cabeza bien alta del Wanda Metropolitano, donde ofreció una excelente imagen ante el Atlético, al que superó en casi todas las facetas del juego, y sumó un valioso punto (0-0) que le acerca cada vez más a su objetivo de acabar entre los seis primeros.

Los verdiblancos jugaron con el empaque de un equipo que sabe lo que quiere y cómo conseguirlo y en el que cualquier pieza que entra no desentona. Le pasó al meta Dani Giménez cuando tuvo que suplir a Adán y hoy al chaval del filial Pedro, que pasada la media hora tuvo que entrar para suplir a su compañero lesionado. Con el tercer portero sumaron los béticos su sexto partido con la puerta a cero.

Los de Setién fueron mejores que el Atlético en casi todo, dominaron la posesión de forma abusiva y gozaron de más y mejores ocasiones que su rival. Una pena que las dos más claras cayeran en pies de Javi García, cuyo fuerte no es el remate, pues de no ser por sus fallos y algunas paradas de Oblak los verdiblancos hubieran vuelto con los tres puntos en disputa.


Los datos del choque son concluyentes 68% a 32% para los béticos en posesión, con una efectividad en el pase del 88% por el 70% de los locales. Un total de 707 pases, más del doble que los 321 colchoneros, y también más el doble de ocasiones de gol, pues hasta ocho hay contabilizadas de los verdiblancos, las más claras en pies de Javi García y Tello, que envió un balón a la cepa del poste igual que Saúl mandó otro al larguero, mientras que Mandi -colosal- sacó un balón con la cabeza sobre la raya que Fernando Torres había picado con maestría ante la salida de Dani Giménez, aun en el primer tiempo.

Este Betis de Setién es un equipo con empaque y da gusto verlo jugar. Nunca se descompone, con una tripleta de centrales –Mandi, Bartra, Amat– cada vez más acoplada, todos con buen manejo de balón, con piernas y firmes a la hora de defender, ya sea en acciones combinativas o a balón parado, que tiene mérito lograr que el Atlético no te cree peligro en inguno de los corners o faltas laterales que ejecutó. Junior -al que observó atentamente Celades– va sobrado de facultades y cada vez conoce mejor el oficio y tiene en Barragán a un maestro. Una pena el gol que sacó Oblak al palaciego en el 83′, cuando tenía también a Joaquín en la boca de gol para empujarla. Fabián es punto y aparte. Va para pelotero de los caros, muy caros, y no va a ser fácil retenerle ante los cantos de sirena que seguro le van a llegar. Javi García impone respeto, Boudebouz la magia, Tello la velocidad y el desborde y Loren, la pelea,m no exenta de calidad, y el gol. Una pena que la asistencia de Tello a Javí García justo antes del descanso no llegara a sus pies, o el pase que filtró Boudebouz al poco de empezar la segunda parte, tras otra buena jugada de Tello, en el que el muleño le pegó al aire cuando tuvo tiempo hasta de parar, templar y fusilar al portero.

El Atlético nunca se sintió cómodo ante el insultante dominio al que lo sometieron los béticos en muchas fases del partido. Los colchoneros tienen fuerza, velocidad y pegada, así que también gozaron de sus ocasiones, pero fueron más contadas y menos claras. Ni Dani García primero ni Pedro después tuvieron que emplearse a fondo. Mandi salvó un gol bajo palos y el larguero escupió otro. Poco más hizo el Atlético, el espejo en el que el presidente bético dijo hace unos años querer mirarse. Hoy fue mejor el Betis, y en la primera vuelta, pese a perder, también. Quique Setién sabe bien lo que se trae entre manos, y de seguir en esta línea, pronto será el Betis el espejo en el que se mirarán otros. El equipo es joven. Y da gusto verlo jugar. Tiempo al tiempo.

0 – Atlético de Madrid: Oblak (2); Juanfran (1) (Vrsaljko -1-, m. 65), Savic (1), Giménez (2), Lucas (2), Saúl (2); Correa (1) (Griezmann -1-, m. 63), Gabi (1), Thomas (2), Vitolo (0) (Koke -1-, m. 63); y Torres (1).

0 – Real Betis: Dani Giménez (1) (Pedro López -1-, m. 38); Barragán (2), Mandi (3), Bartra (2), Amat (2), Junior (2); Javi García (2); Boudebouz (1) (Joaquín -1-, m. 64), Fabián (3), Tello (2) (Campbell -1-, m. 82); y Loren (1).

Árbitro: Martínez Munuera (C. Valenciano). Amonestó a los locales Lucas (m. 91), Gabi (91′) y Giménez (m. 91) y a los visitantes Fabián (m. 27), Junior (62′), Bartra (88′), Amat (92′) y Campbell (92′).

Incidencias: partido correspondiente a la trigésimo tercera jornada de LaLiga Santander, disputado en el estadio Wanda Metropolitano ante 54.594 espectadores.