El Real Betis se muestra impotente ante un ordenado Valladolid (0-1)

Los verdiblancos son despedidos con una sonora pitada tras ser incapaces de crear una sola ocasión clara de gol a los pucelanos, que aprovecharon la primera que tuvieron para senteniar el partido ante un rival que no supo reaccionar

El Real Valladolid se anotó su cuarto triunfo consecutivo ante un Real Betis que se mostró impotente durante toda la noche y fue despedido con una sonora pitada del Benito Villamarín, donde esta vez se acentuaron todas las deficiencias que venía apuntando el equipo desde el inicio de Liga -la falta de gol, principalmente- y no relució esa solvencia defensiva que le ha permitido ir sacando algunos partidos adelante.

Cuatro cambios introdujo Setién en el once inicial respecto del último partido disputado en el Wanda ante el Atlético, dos obligados por las ausencias de Guardado y Joaquín, con problemas físicos, que dejaron sus puestos a William Carvalho e Inui, y otros dos por los compromisos que tuvieron el martes con sus respectivas selecciones Mandi y Lo Celso, que dejaron su puesto a Javi García y Boudebouz. El técnico bético, que el jueves afronta un choque clave en la Liga Europa en San Siro ante el AC Milan, es muy amigo de las rotaciones y trata de repartir lo más equitativamente posible los minutos entre los integrantes del plantel con el fin de tenerlos a todos en tensión.

Los problemas de los verdiblancos con el gol son de sobras conocidos, especialmente porque los verdiblancos son el único equipo de las diez ligas más potentes de Europa -junto al Os Belenenses luso- que no ha logrado marcar en las primeras partes, lo que permite a los rivales encerrarse en su área y dificultar al máximo las evoluciones ofensivas de los verdiblancos, dueños siempre de la posesión y con serias dificultades para materializarlas en la suerte suprema del fútbol, el gol.

Esas deficiencias quedaron hoy multiplicadas ante el buen planteamiento del Valladolid, al que los de Setién no hallaron manera de hincar el diente en toda la noche. El Real Betis se mostró todo el partido como un equipo muy previsible e inocuo en ataque. Los de Setién arriesgaban muy poco con el balón en sus pies y Boudebouz e Inui, los únicos que de vez en cuando intentaban salirse del guión, estuvieron muy desafortunados, sin poder romper nunca las líneas rivales, muy bien organizadas y con las ideas clarísimas del partido que les interesaba hacer.

En el bando bético, por contra, las ideas escaseaban. Ni William Carvalho ni Canales eran capaces de encontrar líneas de pase en las pobladas filas pucelanas, por lo que los minutos transcurrían con un dominio espeso de los locales y un Valladolid firme que poco a poco se fue estirando y materializó en gol su primera llegada clara.

Un balón perdido por Boudebouz -rodeado por cuatro adversarios- llegó a la banda izquierda, donde Leo Suárez y Toni se deshicieron de las débiles marcas de Francis y Bartra, mandando Toni un templado pase al segundo palo que remató Antoñito (35′) a placer, tras ganarle la espalda a Junior. Pau López pudo hacer algo más y no evitó que el 0-1 subiera al marcador. Pintaban bastos al descanso, pues en el 42′ se lesionó Javi García, con un tirón muscular de los que ya ha tenido varios, así que entró Mandi por él sin apenas calentar.

En la segunda parte los verdiblancos tampoco encontraron el camino de la portería contraria, pues aunque llegaron a pisarla en más ocasiones y llegaron a acogotar a los vallisoletanos durante un buen rato, siempre pecaron de inocencia o indecisión en la hora del remate final. Encima, un penalti que parecía claro por manos de Unal (58′), fue ignorado por el árbitro de campo y los del VAR. Los cambios introducidos por Setién no arreglaron gran cosa y el paso de los minutos fue un quiero y no puedo, reflejo de la impotencia de los verdiblancos, despedidos con una sonora pitada por el mal juego exhibido.

Real Betis: Pau López (1); Bartra (1), Javi García (1), Sidnei (1); Francis (0), William Carvalho (0), Canales (1), Junior (1); Boudebouz (0), Inui (0); y Loren (0).

En el 42′ Mandi (1) entra por Javi García, en el 58′ Sergio León (0) por Inui, y en el 72′ Lo Celso (1) por Canales.

Real Valladolid: Masip (2); Moyano (2), Kiko Olivas (1), Calero (1), Nacho (2); Antoñito (2), Míchel (2), Alcaraz (1), Toni (1); Enes Unal (2) y Leo Suárez (2).

En el 50′ Borja (1) entra por Kiko Olivas, en el 62′ Anuar (1) por Leo Suárez y en el 91′ Miguel (sc) por Unal.

Gol: 0-1, minuto 35: Antoñito remata un centro de Toni.

Árbitro: Javier Alberola Rojas, del Comité Castellano-Manchego. Mostró tarjetas amarillas a Antoñito (26′), Kiko olivas (40′) y Nacho (59′) y Masip (89′)

Escenario: Partido de la 9ª jornada de LaLiga Santander disputado en el estadio Benito Villamarín, ante 42.581 espectadores.




Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *