El Real Betis aún mantiene abiertos múltiples frentes para reforzar su defensa

El mexicano Miguel Layún está deseando venir, pero con el Oporto aún no hay acuerdo. Davide Santon, que el domingo tuvo problemas con la afición del Inter, sigue siendo otra alternativa. Y hay más

El Real Betis mantiene múltiples frentes abiertos para reforzarse en este mercado invernal y en las próximas horas han de empezar a precipitarse los acontecimientos, tanto en cuestión de salidas (la más inminente es la de Nahuel al Barcelona B) como de entradas.

Lorenzo Serra Ferrer, por petición de Quique Setién, busca prioritariamente un zaguero polivalente que pueda actuar en ambos laterales, y un refuerzo para la zona ofensiva, sin descartar alguna incorporación más -aparte de Rubén Castro– si el mercado la pone a tiro en estos últimos días, en que habrá cantidad de movimientos en todos los clubes.

Para la zaga lleva tiempo sonando el internacional mexicano Miguel Layún (Oporto, 29 años, 1.79 metros), que ocupa un lugar prioritario en la agenda bética y al que también pretende, entre otros, el Alavés que, como ha contado Nacho Vento en Canal Sur, ha contactado con el jugador y se ha encontrado con la firme disposición de este a recalar en el Betis… si el Oporto le da vía libre a su marcha. Layún es un lateral ambidiestro que puede actuar indistintamente en los dos costados y vendría a competir con Barragán y Durmisi, pues tanto Tosca como Rafa Navarro están en la rampa de salida, al igual que Narváez, estos dos últimos cerca del Córdoba.

En el Betis conocen del deseo de Layún de venir a jugar junto al capitán de su selección, Andrés Guardado, y el club verdiblanco ya envió hace días una propuesta para lograr su cesión, con opción de compra obligatoria cercana a los 5 millones de euros en junio, pero el Oporto no ha dado hasta el momento el visto bueno a la operación. Layún es una de las prioridades, pero a su fichaje, caso de cerrarse finalmente, aún le quedan bastantes detalles por concretar, de ahí que el Betis mantenga abiertas otras opciones.

Una de ellas es el italiano Davide Santon (27 años, 1.86 metros), que el pasado domingo sufrió las iras de la afición interista al cometer un error grave en defensa que permitió a El Shaarawy anotar el 0-1 para la Roma en San Siro, luego nivelado por Matías Vecino a seis minutos del final.

Santon no entró en los planes de Luciano Spalletti hasta mediados del pasado noviembre, pero últimamente había sido titular -jugando de lateral zurdo, aunque puede hacerlo en todas las posiciones de la defensa- en ocho de los nueve últimos partidos de Liga, por lo que iba a resultar muy difícil arrancarlo de Milán. Tal fue el enfado de los tifosi con Santon -el Inter lleva seis partidos sin ganar, incluida la eliminación de la Copa de Italia ante el eterno rival, un AC Milan en horas bajas al que aventaja en 12 puntos en la Serie A– que el futbolista, muy dolido por los insultos y las amenazas, ha tenido que cerrar su cuenta de instagram en las redes sociales.

Hace días Santon expresaba su intención de renovar en el Inter, pero en las últimas horas puede haber cambiado de opinión. El Betis ya le ha hecho saber de su interés y es otra de las opciones que baraja Serra para reforzar los laterales -también puede actuar de central-, junto a la de Layún y alguna más que aún no ha visto la luz todavía. Por el central mexicano Héctor Moreno (Roma) el interés del Betis era grande, pero Monchi se negó en redondo a su salida pese a que el jugador la veía con buenos ojos y estaba por la labor.

Las escasas opciones de Lucas Moura

También hay varios candidatos sobre la mesa para reforzar la parcela ofensiva, el de más renombre, el brasileño Lucas Moura, del PSG, por el que el Betis anda realmente interesado, aunque las opciones de que la operación cuaje son mínimas. “Un 0,1%, por decir algo”, nos contaba ayer una fuente autorizada del club.

“Lucas no tendrá muchas opciones para tener minutos”, ha dicho este martes Unai Emery, técnico del PSG, que este martes se ha hecho con los servicios del centrocampista Lass Diarra, de 32 años, ex del Real Madrid. Al igual que para la defensa, Serra baraja varias opciones para reforzar el ataque, pues la opción del paulista Lucas Moura, al que también pretenden Tottenham y Nápoles, “está prácticamente imposible”. El PSG quiere ingresar un buen montante de millones con un traspaso, para tratar de equilibrar algo sus cuentas, y solo en caso de que no cuajara ninguna de las propuestas podría salir cedido. Y también ahí tienen los béticos desventaja por el altísimo salario que percibe el jugador.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *