Los de Setién solo habían hecho 5 goles en las diez primeras jornadas de Liga y han anotado 7 en las dos últimas, en las que han sido el equipo más goleador de LaLiga 

El Real Betis, que con un pírrico balance de 5 goles a favor (y 9 en contra) en las diez primeras jornadas de Liga era, con diferencia, el equipo menos anotador del Campeonato, se ha convertido en el máximo goleador de las dos últimas jornadas, al anotar 7 tantos (y recibir 6) en los partidos ante el RC Celta y el FC Barcelona.
El Real Madrid (6 goles a favor y 2 en contra), el FC Barcelona (6 y 6) y el Celta (5 y 7) son los únicos que han promediado más de dos goles por partido en estas dos últimas jornadas ligueras, en las que los jugadores béticos han afinado su puntería.
Los verdiblancos eran también el único equipo de Europa que no había hecho un gol en las primeras partes hasta el partido ante el Celta, en el que se fue al descanso con 1-0 (Loren), y ante el FC Barcelona logró hacer dos (Junior y Joaquín).
La falta de gol no era un hecho que preocupara sobremanera a Setién, que no se cansaba de repetir que era una cuestión de efectividad, pues juego y ocasiones se estaban creando en casi todos los partidos. Y el tiempo le ha dado la razón.
El porcentaje de acierto a gol de los jugadores béticos en las diez primeras jornadas de Liga era solo de un 3,7%, pues anotaron 5 tantos de 135 remates. Muy lejos del 19% que firmaron la pasada temporada, el segundo mejor de LaLiga tras el 22% del FC Barcelona.
En los dos últimos partidos el porcentaje de acierto a gol de los jugadores béticos ha subido de manera espectacular hasta el 24%, pues sus futbolistas han anotado 7 dianas con 29 remates, 14 de ellos a puerta. Es decir, la mitad de los lanzamientos a puerta (un 50%) han acabado en gol. En las diez primeras jornadas los jugadores béticos remataron a puerta en 43 ocasiones y solo anotaron los 5 goles citados, un 11,6%.
En cuanto han tenido espacios, los futbolistas béticos han demostrado no haber perdido el olfato de gol. Ahora falta encontrar la fórmula para que estos porcentajes de acierto se mantengan ante rivales que se encierran en su área. En varios de los goles marcados el pasado domingo había más jugadores béticos en el área rival que del propio Barça, lo que es prácticamente imposible que ocurra ante equipos que vienen a encerrarse y ante los que los béticos se han atascado.