Los de Setién inician ante los griegos una serie de cuatro partidos den el Benito Villamarín en once días que se antojan clave para el devenir de la temporada

Betis y Olympiacos griego dirimirán este jueves en el Benito Villamarín (18.55 horas) un duelo en el que buscarán sumar los puntos que certifiquen o consoliden sus opciones de clasificarse para los dieciseisavos de final de La Liga Europa y evitar así las cábalas e incertidumbres de la última jornada.

El Betis lidera el Grupo F con ocho puntos por los siete de Milan y Olympiacos, por lo que los puntos en disputa en el Villamarín se antojan claves para ambos equipos para dejar sus opciones en manos propias en el penúltimo encuentro de esta fase y depender de sí mismos en el último.


Los de Quique Setién llegan al encuentro con todo a favor para lograr una clasificación directa y lo hacen, además, con el imperativo de mejorar su imagen e irregularidad ligueras, competición en la que los pupilos del cántabro alternan luces como la victoria a domicilio ante el Barcelona con sombras como la última derrota ante el Villarreal.

Los béticos certificarían su pase a dieciseisavos en caso de victoria y, dado el previsible resultado del Milan ante el Dudelange, dejarían para la última jornada de esta fase ante la cenicienta del grupo su posibilidad de ser primero o, en caso de empatar o no puntuar ante los griegos, apurar sus opciones de clasificarse. Los béticos empatando o incluso perdiendo por un gol llegarían a la última jornada dependiendo de sí mismos para lograr la clasificación ganando al Dudelange, pero si pierden por dos goles o más este jueves ante los griegos estarían a expensas de lo que ocurriera en el Olympiacos-Milan, donde un empate los podría clasificar a ambos y dejar a los béticos fuera.

Quique Setién cuenta con toda su plantilla para su vuelta a la competición en la que está mostrando su cara más regular una vez que ha recuperado al central brasileño Sidnei Rechel, quien se perdió por lesión el último partido liguero, lo que le abre el abanico de posibilidades de rotar en el eje de su zaga.

Enfrente, el Betis tendrá a un clásico en competiciones europeas, que está clasificado en tercera posición en la Superliga griega tras once jornadas y que llega al Benito Villamarín con la moral alta después de su victoria en el descuento de este domingo contra Atrómitos de Atenas (segundo en la clasificación) en la cancha de su rival.

Los rojiblancos, que han acudido a Sevilla acompañados por unos 2.000 seguidores, deben evitar a toda costa la derrota para tener posibilidades reales de clasificarse y, en caso de perder, deberían ganar en casa al Milán durante la próxima jornada, con 2-0 o una ventaja de al menos tres goles.

El entrenador del Olympiacos, el portugués Pedro Martins, cuenta con las bajas por lesión del defensa Yassine Meriah y las de los delanteros Lázaros Jristodulópulos y Ahmed Hassan, mientras que el hasta ahora lesionado Kostas Tsimikas se ha podido recuperar de su problema en la rodilla y se encuentra a disposición del técnico.

Martins efectuará al menos un cambio en la alineación del pasado domingo, pues dejó en Atenas a Dimitris Manos, el delantero centro en el partido contra el Atrómitos, a quien probablemente sustituirá el toledano Miguel Ángel Guerrero; y tampoco se excluyen otros en el centro, con la participación de Bibras Natkho o Andreas Bujalakis.

Alineaciones probables:

Real Betis: Joel Robles; Bartra, Javi García, Feddal; Barragán, Guardado, Lo Celso, Canales, Tello; Sergio Léon y Tonny Sanabria.

Olympiacos: Sá, Torosidis, Kutris, Cissé, Vúkovic, Guilherme, Camará, Nahuel, Fortunis, Podense, Guerrero

Árbitro: Sergei Karasev (Rusia)

Estadio: Benito Villamarín.

Hora: 18.55.