Los verdiblancos caen con estrépito en Ipurua, donde lo hicieron todo al revés desde que Setién dio la lista de convocados

Decía Quique Setién días atrás que, como entrenador del Real Betis, solo conocía a la afición bética de buenas, pues hasta la fecha casi todo le estaba saliendo a pedir de boca. Pronto tendrá ocasión de conocerla de malas, pues la imagen que ha dado en Eibar el equipo, que ya venía avisando en las últimas semanas, ha sido realmente lamentable, encajando un sonrojante 5-0 ante un rival que solo había sido capaz de marcar seis goles en los once partidos anteriores.

Todo lo hicieron mal los verdiblancos, empezando por su entrenador, Quique Setién, que ya empezó por dejar en Sevilla a Tello y luego volvió a darle la camiseta de titular a Nahuel sin que el hispano-argentino haya hecho méritos para merecerla. Con este son 15 partidos los que ha jugado de Liga desde que llegó al Betis y solo en uno ganó el equipo (el 4-0 de esta temporada al Levante, choque en el que entró en el 77’, ya con con 3-0 en el marcador). El resto, cuatro empates y diez derrotas, la última este humillante 5-0 de Ipurua. Y al chaval no hay que culparle en absoluto por este desastre, ni muchísimo menos. Pero hay cosas que las ve todo el mundo menos el que las tiene que ver, por lo visto.


Sanabria y Guardado -el máximo goleador del equipo y el jugador que ha participado en más goles- eran otros de los damnificados por la alineación inicial presentada por Setién, a quien los ataques de entrenador le están dando con demasiada frecuencia (entiéndase por ataque ‘decisión’ técnico-táctica que muy pocos comprenden) y debería recapacitar sobre ello. En el fútbol está casi todo inventado y no hace falta reinventar algo en cada jornada.

El caso es que ni la convocatoria ni el once eran del agrado de la mayoría de béticos y el arranque de partido no hizo más que dar la razón a quienes no las tenían todas consigo. A los 6’ Jordi Amat se hizo al 1-0 al tratar de interceptar un centro de Inui sobre Sergi Enrich, que le había ganado la espalda. Y en el 29’, un córner regalado de manera absurda por Barragán lo remató más solo que la una Escalante ante la mirada atónita de Javi García, Amat y el propio Barragán.

Eder Sarabia da órdenes desde la banda mientras Setién observa cariacontencido desde el banquillo / Lince

El Eibar, que no había hecho un solo gol en la primera parte en ninguno de los once partidos disputados, ya llevaba dos antes de la media hora. Y el Betis era incapaz de dar señales de vida. Le costaba una barbaridad superar la presión alta de los armeros y cuando lograba pasar el medio campo, era incapaz de dar cuatro pases y mantener la posesión para buscar la profundidad.

Se jugó a lo que quiso Mendilibar, pero Setién no hizo cambios tras el descanso, pese a que el equipo pedía a gritos la presencia de Sanabria y Guardado. Sergio León (54’), en la primera acción de peligro creada por los béticos, remató fuera un gran pase de gol que le sirvió Camarasa. Ya estaban en la banda Sanabria y Guardado -seguramente para suplir a Nahuel y Amat, con tarjeta- cuando la defensa se ve sorprendida de nuevo por un balón largo sobre Charles, una pugna de este con Mandi y caída del brasileño que el árbitro sanciona con tarjeta roja y penalti, cuando el forcejeo se produjo fuera del área.

El caso es que el 3-0 subió al marcador en el 56’ y ahí se enterraron las opciones béticas, que no el partido, pues los locales aún hicieron dos goles más que hacen perder al Betis el 8º puesto que parecía asegurado antes de acudir a Ipurua. Necesitaba perder por cuatro para cedérselo al Leganés. Y lo hizo por cinco. El Eibar solo había hecho seis goles en once partidos. Y hoy casi igualó la marca en uno. Debacle del Betis en todos los sentidos que debe hacer recapacitar al técnico y a todo el equipo, que solo suma una victoria en los seis últimos partidos (dos empates y tres derrotas). Desde el 4-0 al Levante de hace ya casi dos meses: 5 puntos de 18, con 11 goles a favor y 18 en contra, tres de media por partido, una barbaridad. Y con Getafe, Espanyol y Eibar entre los que le han pintado la cara. Así que hay que hacérselo mirar. Y cambiar muchas cosas, pues el equipo va cuesta abajo y sin frenos.

5 – SD Eibar: Dmitrovic (1); Capa (2), Oliveira (2), Arbilla (2), Juncá (2); Dani García (2), Escalante (2) (Joan Jordán -sc-, min. 69); Iván Alejo (3) (Rubén Peña -sc-, min. 76), Enrich (3) (Kike García -sc-, min. 81), Inui (2); y Charles (3).

0 – Real Betis: Adán (0); Barragán (0), Mandi (0), Jordi Amat (0), Durmisi (0); Javi García (0); Joaquín (0) (Sanabria -sc-, min. 61), Camarasa (0) (Boudebouz -sc-, min 70), Fabián Ruiz (0), Nahuel Leiva (0) (Guardado -sc-, min. 57); y Sergio León (0).

Goles: 1-0, min. 6. Amat (p.p). 2-0, min. 29. Escalante. 3-0, min. 56 Charles (p.) 4-0. min. 71 Charles. 5-0 m. 80. Enrich.

Árbitro: González González. Amonestó por el Eibar a Escalante, Arbilla, y por el Betis a Amat y a Guardado. Expulsó a Mandi por roja directa en el minuto 54.

Incidencias: Partido de la duodécima jornada de liga disputado en el estadio de Ipurúa ante 4.638 espectadores.