Sergio León celebra con Nahuel, que le asistió, su segundo gol en Cádiz.

Sergio León se reivindica en Cádiz con dos goles (1-2) e iguala los seis que lleva Tonny Sanabria. El Betis tiene una pareja atacante fantástica

Sergio León se reivindicó en el Ramón de Carranza con dos grandes goles y mandó un aviso a navegantes. La titularidad en la delantera del Real Betis está hoy muy cara, y eso lo saben hasta en China.

Seis goles lleva el de Palma del Río en apenas dos meses de competición, más de la mitad de los que marcó en toda la pasada campaña, y otros seis Tonny Sanabria, que ya dobla los tres que hizo el curso pasado en Liga.


En verano hubo quien se rasgaba las vestiduras porque no consideraba a Sergio León un delantero de primer nivel y tildaba al paraguayo como todo un fiasco, sin considerar la poca continuidad que tuvo la pasada campaña por culpa de las lesiones y la presencia casi por decreto de Rubén Castro en la titularidad, pues cada vez que Poyet o Víctor lo quitaban se armaba la de San Quintín, pese a que los resultados acompañaran.

Y ahí están Sergio y Sanabria rompiendo registros goleadores nunca vistos desde hace casi cuarenta años, cuando los goles de Morán y Diarte había que ir a verlos al cine Alcázar o los Padres Blancos, donde se repetían entre semana las ‘películas’ de los mejores partidos del Betis entonces entrenado por Luis Cid Carriega, con Rafael Gordillo -que haya pronta recuperación, Rafa- en plan figurón y el Maestro Cardeñosa llevando la batuta.

Ocho cambios en el once inicial

En Cádiz plantó Setién un once con ocho cambios, pues solo repitieron Amat, Tosca y el insustituible Javi García. El técnico no se fiaba de los gaditanos e hizo bien en alinear al murciano, cuya ausencia ha notado mucho el equipo cada vez que no ha estado.

La atracción del partido era ver en acción a Boudebouz, que actuó escorado a la banda derecha y que se vio muy poco, pues los focos giraron pronto hacia Sergio León, que a los cinco minutos agarraba un zapatazo desde la misma frontal del área que enfriaba los ánimos de la animosa afción local y encendía los del más del millar de béticos presentes en el Carranza. Sergio estaba algo adelantado cuando Narváez le envió el pase, por lo que su situación partía de fuera de juego pese a que el balón rebotó en un contrario. Jugada difícil de ver en directo que el VAR hubiera resuelto anulando el gol, pero en el Carranza no había VAR ninguno, así que Sergio sumó el quinto de su cuenta particular esta temporda.

El gol no asentó al Betis, al que le costaba desplegar su juego debido a la buena presión que ejercían los locales, que encontraron recompensa a su esfuerzo con el 1-1 de Álex Fernández a los veinte minutos de partido, tras una buena internada por la banda derecha de Moha, al que no pudo seguir Recre, y un afortunado rebote tras la parada de Dani Giménez a su primer remate.

No fue buena la primera parte del Betis, que nada más empezar la segunda volvió a cobrar ventaja gracias a otro gran gol de Sergio León, tras un excelente pase en profundidad de Narváez a Nahuel y una buena arrancada de este. ¡Aquí estoy yo! Vino a decir Sergio León, que junto a Tonny Sanabria está firmando uno de los mejores arranques goleadores de una pareja de delanteros en la historia del Betis, lo que muy pocos esperaban en verano cuando Rubén Castro cogió los bártulos y se fue a China, donde la Liga acaba en diez días. Aquí muchos le esperan con los brazos abiertos y hay un par de futbolistas que están poniendo la titularidad carísima. Competencia sana que beneficia  directamente el potencial ofensivo del Real Betis, sin duda.

1 – Cádiz CF: Yáñez; Carpio, Servando, Villanueva, Bijker; José Mari (Garrido, m.57), Abdullah, Álex Fernández, Moha; Romera (Carrillo, m.72) y Barral (Álvaro, m.57).

2 – Real Betis Balompié: Dani Giménez; Navarro (Barragán, m.84), Amat, Tosca, Redru; Javi García, Fabián, Narváez (Camarasa, m.73); Boudebouz (Campbell, m.67), Nahuel; y Sergio León.

Goles: 0-1, M.5: León. 1-1, M.20: Álex Fernández. 1-2, M.54: León.

Árbitro: Alberola Rojas (Comité castellano-manchego). Amonestó a los locales Barral, Moha y Garrido y al visitante Boudebouz.

Incidencias: Partido de dieciseisavos de final de la Copa del Rey, disputado en el estadio Ramón de Carranza ante unos 15.000 espectadores