El costarricense se ha sometido a una artroscopia en la misma rodilla que se operó en verano y seguramente no pueda volver a jugar hasta el año próximo

Joel Campbell ha sido operado de nuevo, este pasado fin de semana, de la rodilla que se lesionó el pasado verano con su selección antes de firmar por el Real Betis. El costarricense ha sido sometido a una artroscopia y estará varias semanas más de baja, por lo que será difícil que pueda volver a jugar en lo que resta de año y deba esperar a enero para reaparacer.

La información de la operación de Campbell la avanza en su edición de este jueves Mateo González en el diario ABC, pues el Real Betis decidió hace días no informar de las lesiones de sus futbolistas para no dar pistas a los rivales y respetar la intimidad de los mismos, que en algunos casos no quieren que se aireen sus dolencias.

Aparte de la artroscopia en la rodilla que se le ha practicado a Campbell para limpiar la zona que se operó en verano, en la que continuaban las molestias y apareció líquido articular en las últimas semanas, el costarricense también se estaba recuperando de un esguince bimaleolar con fuerte contusión ósea en el tobillo izquierdo, sufrido en la última jugada del partido ante el Espanyol y que ya le impidió jugar contra el Getafe.


Campbell está cedido en el Real Betis por el Arsenal, sin opción de compra, y le queda un año más de contrato con el conjunto londinense, hasta junio de 2019. El costarricense es uno de los fijos de la selección de Costa Rica que acudirá el año próximo al Mundial.

En la actual temporada con el Real Betis solo ha participado en cuatro partidos, uno de titular ante el Alavés (jugó 62′) y tres de suplente ante Valencia (hizo un gol y dio una asistencia en 13′), en la Copa ante el Cádiz (23′) y Espanyol (14′), donde se lesionó el tobillo en la última jugada del partido.