Barça, Madrid, Atlético, Valencia, Villarreal, Betis y hasta el Sevilla: al final, todos contentos

El fútbol español a nivel de clubes domina de forma abrumadora todas las competiciones: ganó las cinco últimas Champions, cuatro de las cinco últimas Europa League y los cuatro últimos Mundialitos

MÁS MADERA

El FC Barcelona ha ganado su séptima Liga de los diez últimos años; el Real Madrid, su cuarta Copa de Europa de los cinco últimos; el Atlético, su sexto título (la Liga Europa) con Simeone en seis años y medio; el Valencia ha vuelto a clasificarse para la Champions después de tres campañas de penurias en las que coqueteó hasta con el descenso; el Villarreal sigue instalado entre los mejores -doce veces entre los siete primeros en las catorce últimas temporadas ligueras, con un descenso por medio-; el Real Betis vuelve a ser Eurobetis tras confirmarse como una de las revelaciones de la temporada y levantar admiración por su fútbol; el Sevilla FC paseará por Europa por decimotercera vez en catorce años; Getafe y Girona, tras subir, han estado a punto de meterse en competición europea, al igual que el Eibar, los tres con los presupuestos más bajos de Primera, junto al Leganés.

Los diez primeros clasificados de la Liga se pueden dar por satisfechos con lo conseguido esta temporada, si acaso al Sevilla FC le sepa a poco la séptima plaza -su objetivo era no bajar de la cuarta- y tener que disputar hasta tres rondas previas, que en cierto modo compensa con el buen papel en la Champions y el acceso a la final de la Copa del Rey, competición que, junto a la Liga Europa, es la que le ha dado mayores satisfacciones en los últimos años, pues un puesto entre los cuatro primeros de la Liga solo lo logró una vez en los últimos ocho, el pasado con Sampaoli, ya que los anteriores datan de 2009 y 2010, con Manolo Jiménez y Antonio Álvarez y los Kanouté, Luis Fabiano, Renato, Adriano, Escudé o Palop aún en activo.

Athletic, Real Sociedad, Celta y Espanyol no han estado a la altura esperada y ninguno de los cuatro técnicos que empezó la temporada repetirá en la siguiente -de los diez primeros cayeron durante el curso Escribá, Berizzo y Montella, en Villarreal y Sevilla-, mientras que Málaga, Las Palmas y Deportivo fracasaron con estrépito (ninguno llegó a los 30 puntos) y caen al pozo de la Segunda división. Leganés, Levante y Alavés se han salvado sin apreturas, cumpliendo de sobras con su objetivo, los dos últimos tras una sensacional reacción con el cambio de entrenador y la llegada de Paco López y Abelardo, dos técnicos que salen muy reforzados por su labor en los banquillos.

La temporada ha dejado patente, una vez más, el abrumador dominio de España en las competiciones de clubes, al haber ganado las cinco últimas Copas de Europa (cuatro el Real Madrid y una el Barcelona) y cuatro de las cinco últimas Europa League (tres el Sevilla y una el Atlético), así como los cuatro últimos Mundiales de clubes (tres el Madrid y uno el Barça), lo que da buena idea del sobresaliente nivel de nuestra Liga.

Ahora el fútbol a nivel de clubes cesa su actividad en el campo -en los despachos se avecina un verano supermovido en materia de fichajes- y el de selecciones recobra todo su protagonismo. España, como no podía ser de otra manera tras una impecable fase de clasificación, acude a Rusia como una de las grandes favoritas junto a Brasil, Alemania, Francia y Argentina, las de casi siempre y con las que últimamente siempre está España.

En tierras rusas deberemos irnos habituando a las peripecias del tan esperado VAR, que puede marcar un antes y un después en todas las competiciones en las que se use y que, en teoría, a los más poderosos, no les debe hacer mucha gracia. Apunten el palmarés previo al uso del VAR y vayan revisando el que vendrá después. Seguro que depara sorpresas.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *