Pep Alomar, Lorenzo Serra y Miguel Calzado / RBB

El balear estaba trabajando en los Emiratos Árabes y acude a la llamada de Serra, al igual que Calzado, que deja la Academia del Málaga. Los dos potenciarán la cantera bética

Pep Alomar y Miguel Calzado, las dos últimas incorporaciones de Lorenzo Serra Ferrer para el Área Deportiva del Real Betis, pasaron  por Radio Betis para explicar cuáles serán sus cometidos en esta nueva etapa. Alomar se hará cargo del Área de Metodología y Calzado, de la de Captación, mientras que Pedro Buenaventura se dedicará al Área de Gestión.


Pep Alomar: “Estoy muy contento de volver. Estaba trabajando bastante lejos de aquí, pero la llamada de Lorenzo Serra Ferrer me hizo cambiar de aires. Por el Betis lo dejo todo. He vivido antes en esta ciudad y me siento identificado con el club. La vida me da la oportunidad de volver a trabajar en el Betis con Lorenzo, al que conozco desde hace muchos años. Es un reto bonito en un club que está creciendo de una forma muy positiva y rápida. Me siento muy feliz de estar aquí”.

Miguel Calzado: “Empecé muy joven a entrenar porque no tenía mucho futuro como futbolista -risas-. Al poco de comenzar a entrenar, a los dos años, me firmó el Sevilla para trabajar en los escalafones inferiores. Allí estuve bastantes años y desarrollé una carrera bastante amplia, trabajando durante los últimos en la dirección deportiva. Más tarde, el Málaga me hizo una oferta para ser director de su academia y acepté. La llamada del Betis me hizo bastante ilusión y por eso estoy aquí”.

Pep Alomar: “Mi vocación siempre ha sido el fútbol en todos los aspectos. Con Lorenzo Serra Ferrer estaba de preparador físico, pero también me gustaba ser asistente y hacer los informes. Incluso he tenido experiencias como la de estar hace tres años entrenando al filial del Mallorca con el que conseguimos el ascenso a Segunda División B. Además, el año pasado en las últimas tres jornadas entrené al primer equipo del Mallorca junto a Olaizola. La faceta formativa me apasiona desde que estuve con Lorenzo en la Masía del Barcelona. Hicimos un trabajo consistente en aprender de todas las escuelas que había en Europa y a partir de ahí vi que esta era una faceta que me gustaba. Durante los cinco años en Barcelona y luego en el filial del Mallorca hacía la metodología del fútbol formativo además de entrenar. Estos tres últimos años he estado en los Emiratos Árabes Unidos y he profundizado para perfeccionar. La metodología la resumiría como lo que das al entrenador y al jugador para alimentarse: las sesiones de entrenamiento, los conceptos de trabajo, por qué trabajamos un tipo de ejercicios y no otros, por qué elegimos estos objetivos y también el estilo de juego y la filosofía. En definitiva, cómo va jugar la cantera del Betis, si de esta manera o de otra. Es buscar un hilo conductor, unos medios y un camino para que toda la academia hable el mismo idioma. Estas dos semanas he estado observando los entrenamientos y he visto que el nivel de los jugadores y de los técnicos es muy bueno. Venimos a potenciar y a colaborar en que la línea sea más homogénea y que este trabajo que ya se está haciendo se mejore para que el jugador crezca correctamente sin déficit. También para que este jugador que ahora tarda un año más en terminar su proceso de formación en la última etapa de rendimiento, llegue más preparado y poderoso en todo incluso a nivel de cabeza. Tengo la experiencia de que a veces muchos se pierden por el tema de la mentalidad”.

Miguel Calzado: “Vengo a trabajar en la idea que tiene la dirección deportiva y el club. Si queremos crear una marca Betis y un perfil de futbolista del Betis, hay que captar ese futbolista con esas cualidades para luego potenciarlo, desarrollarlo y que llegue al primer equipo. En esa línea iremos para intentar detectar el talento. En este proceso de detección continuo del talento no todos llegan al primer equipo. Es tarea no solo es captar e incorporar a los jugadores, sino que es un trabajo del día a día y de seguimiento. Trabajaremos en esas tres grandes áreas para que el futbolista llegue al primer equipo. El talento tiene parte de innato, es evidente. Por ejemplo, el tema de la velocidad tiene bastante de eso, pero después con el trabajo se mejora. El liderazgo es un rasgo de la personalidad que con el trabajo del día a día se adquiere. No personalizaría en un futbolista, sino que hablaría más de cualidades. Sí es verdad que tiene que ir acorde. Por poner un ejemplo, no puedo pretender jugar directo con un delantero de 1’60 de estatura. Tendré que buscar futbolistas que tengan las cualidades suficientes para desarrollar lo que desde el club se busca a través de esa metodología que implantará Pep Alomar”.

Pep Alomar: “Por eso se hacen los objetivos y se planifica, para que el jugador vaya pasando de un equipo a otro y de una etapa a otra. La primera etapa es cuando el jugador inicia en prebenjamín. Luego pasa a la etapa de preformación, donde empieza a adquirir una serie de hábitos en alevines. La tercera etapa es la formativa, que es muy importante entre infantil y cadete. La última etapa es la de rendimiento y perfeccionamiento, que va desde juvenil de primer año hasta la edad que el club establece como formativa, en torno a los 21 años. Luego el filial puede tener a un jugador de más edad porque entra en su idea de club para reforzar. Cada etapa es como el colegio. Por poner un ejemplo práctico, en matemáticas aprendes a sumar, restar, multiplicar y dividir y luego las raíces cuadradas. Divides en etapas a fin de que cada jugador trabaje al límite de sus posibilidades dentro de su etapa. Es decir, no intentar superar etapas o hacer trabajo de una etapa superior cuando el niño no se adapta. Eso es un problema. Hay que intentar definir bien lo que tiene que hacer cada equipo para que la progresión sea óptima y que el jugador que llega a División de Honor sea un jugador con un perfil bueno para pasar incluso al primer equipo. Esa es la teoría, luego es el día a día el que te marca todo. Hay talento y muchos jugadores talentosos, pero si el talento no se cuida… hay que pulirlo y estar cerca del jugador porque a veces el talento a nivel de personalidad tiene déficit. Si no lo equilibras puedes perder a muchos jugadores. Para eso tenemos a todos los técnicos y coordinadores, al área de gestión, captación y metodología. Trabajaremos conjuntamente para que no escape ningún detalle formativo. La idea es controlar al jugador para que llegue bien”.

Miguel Calzado: “El trabajo de cantera es a medio-largo plazo. El Málaga ha mantenido una línea durante los últimos años. Es verdad que con mi llegada la idea más o menos se conservó. El club tenía una idea clara, apostaba por la cantera y la potencia bastante. Eso es lo que hace que a lo largo del tiempo tengas resultados. La cantera no es una cosa de hoy para mañana. Si firmas a un niño de 12 años aún le quedan 6 o 7 para debutar en Primera. El tema de captación funciona bastante bien en el Málaga. La metodología la tienen implantada desde hace años, yo cambié algunas cosas pero no quise cambiar todo porque había bastantes cosas que funcionaban. Eso lo han tenido y se ha visto en los resultados y en la subida habitual de futbolistas al primer equipo”.

Miguel Calzado: “Aparte de los ojeadores y de todas las infraestructuras que tengas, hay varias pautas que yo considero fundamentales en el tema de captación. Lo primero es la rapidez y la anticipación. Si te anticipas al resto, por mucho que lo quieran cuando lleguen, ya tienes firmado al jugador. De esa forma has eliminado competencia. Otro requisito es la exigencia. Hay que ser exigente porque estamos hablando de futbolistas futuribles para Primera División. Aquí no juega cualquiera y eso también hay que valorarlo. Esas dos cosas las veo fundamentales. Otra cosa también es saber dónde, cuándo y cómo acudir. Esa competencia hace que el tiempo sea oro. Incluso puede hacer que la cláusula de un futbolista de Primera División pase de 10 a 24. Son oportunidades que como pierdas, has perdido al futbolista. En el fútbol base no se hablaría de eso. Tienes que ser práctico y no te puedes empantanar. Tienes que ser muy selectivo para ser los primeros en visualizar. Todo esas cosas te van a ir marcando y vas a ir ganando terreno a la competencia”.

Miguel Calzado: “Sevilla es grande y hay bastante nivel, no porque yo sea sevillano sino porque estadísticamente lo avala la Federación Andaluza, que hace un estudio todos los años de los futbolistas que aporta Andalucía a Primera y Segunda División. Andalucía es la región que más aporta en España y dentro de nuestra comunidad, Sevilla y Málaga las provincias que más jugadores aporta. Está claro que tienes que ser muy intenso y agresivo en el buen sentido de la palabra. Es una tontería ir a buscar fuera al futbolista si lo tienes a dos pasos. No te vas a ir a Almería a buscar un futbolista si lo tienes aquí y es igual de bueno. La captación debe ser bastante intensiva fuera de Sevilla y saber seleccionar qué provincias son más futboleras y qué equipos trabajan mejor el fútbol base. Esos equipos te hacen un primer filtro en su zona. Si vas ahí es tiempo que ganas, no te empantanas en otras historias”.

Pep Alomar: “Si somos capaces de detectar el talento y traerlo cuanto antes a la fábrica que ya existe, mejor. Cuanto más rápido traigamos a ese jugador, más posibilidades de éxito habrá en todas las parcelas”.