Los verdiblancos debieron lograr un marcador mucho más abultado de no ser por el parcial arbitraje del holandés Bas Nijhuis, que en la primera parte anuló un gol legal a Sanabria que debió ser el 0-2 y perdonó la expulsión al portero local Pepe Reina

El Real Betis conquistó Milán en una tarde inolvidable para sus miles de seguidores, en especial para los más de 7.000 que acudieron a San Siro para ver cómo su equipo daba buena cuenta del siete veces campeón de Europa y le arrebataba el lideraro del Grupo F de la Liga Europa. Y lo hizo con sus armas, con su juego de toque y posesión aderezado esta vez con una efectividad que se echaba de menos. Tres tiros a puerta y tres goles, aunque uno fue anulado de forma inexplicable por el linier.
El Real Betis debió dejar el choque resuelto en la primera parte, pero el horrendo arbitraje del holandés Bas Nijhuis lo evitó. Tras una primera media hora de tanteo, sin apenas ocasiones en ninguna portería, Lo  Celso irrumpió por la izquierda, superó a su par y metió un pase de la muerte que Tonny Sanabria solo tuvo que empujar a la red ante el error de cálculo de Pepe Reina, que lo dejó a sus pies.
El 0-1 hizo mucho daño al Milan, que en esos minutos tuvo como mejor aliado al trío arbitral, pues en el 32′ el colegido anuló el que debió ser el 0-2 de Tonny Sanabria, al señalar un fuera de juego inexistente y muy anterior. Después del gol anulado, Sanabria erró un gol claro y Lo Celso, el mejor de los béticos, se quedó de piedra cuando en el 42′ Pepe Reina salió de su área y evitó con su codo un sombrero que le había tirado para quedarse solo y anotar el 0-2 a placer. El portero debió ser expulsado en esa jugada, en la que el árbitro holandés se hizo el sueco.
Al poco de empezar la segunda parte, Lo Celso ejerció de jugador del partido con un soberbio zurdazo dese fuera del área (54′) que dio al Betis una cómoda ventaja que supo mantener, aunque Cutrone acortó distancias en el 82′ y un cruce providencial de Bartra evitó el empate en el 89′ de Samu Castillejo, que luego sería expulsado por una patada de pura impotencia ante Lo Celso. En esa jugada pidió penalti pero el central bético llegó antes y le rebañó el balón.

El Betis, son su estilo

El Betis se plantó en San Siro a jugar como lo viene haciendo desde que arrancó la temporada. Con tres centrales que están a un altísimo nivel y apenas permiten licencias a los rivales y un fútbol de toque y combinativo en busca de encontrar espacios para sus delanteros, que la verdad es que estuvieron inéditos durante la primera media hora, en la que William Carvalho volvió a despertar dudas con sus indecisiones en una zona en la que los fallos no se perdonan.
La seguridad que transmitían Mandi, Bartra y Sidnei atrás permitió a sus compañeros ir soltándose arriba, en especial a Lo Celso, que se entendió muy bien con Junior -notable su partido- por la banda izquierda y por ahí empezó a hacer mucho daña a la zaga milanista. Por esa zona llegó la jugada del gol, el luego anulado a Sanabria y otro que mandó a las nubes el paraguao.
Gattuso, que en las próximas horas puede ser destituido, movió ficha en el descanso dando entrada a Suso y Cutrone, mientras que Setién no movió un varal, lo que se movieron fueron los soportes de la portería de Pepe Reina,  zarandeada por un tremendo zurdazo de Lo Celso que venía a poner justicia a lo visto hasta entonces. Debió matar entonces el partido el Betis, pero se recreó en exceso y no lo hizo. Samu Castillejo (72′) remató al poste, Cutrone (82′) acortó distancias en la única jugada hilvanada de los italianos en el área en todo el partido, y en el suspiro final apareció Bartra para frustrar un remate a bocajarro de Castillejo (89′) que pudo ser el empate para los locales. Hubiera sido inmerecido a todas luces a tenor de lo visto sobre el campo, donde el Eurobetis, con su estilo, el estilo de Setién, conquistó San Siro, una de las plazas más cotizadas del planeta fútbol, aunque ande ahora el Milan en horas bajas.

AC Milan: Reina (0); Calabria (1), Zapata (1), Romagnoli (2), Laxalt (1); Bonaventura (1), Biglia (1), Bakayoko (0); Castillejo (1), Higuaín (1) y Borini (0).
Tras el descanso Suso (1) y Cutrone (2) entraron por Bakayoko y Borini. En el 79′ Bertolacci (1) entró por Bilglia.
 
Real Betis: Pau López (1); Mandi (2), Bartra (2), Sidnei (2); Barragán (2), William Carvalho (1), Canales (2), Junior (2); Lo Celso (3); Sergio Léon (1) y Sanabria (2).
En el minuto 66′ Tello (1) entró por Sergio Léon, en el 78′ Loren (2) por Sanabria y en el 92′ Feddal (-) por William.
Goles: 0-1, m.30: Sanabria; 0-2, m. 54: Lo Celso; 1-2, m.82: Cutrone.
Árbitro: Bas Nijhuis, holandés (1). Mostró tarjetas amarillas a Romagnoli (31′), Canales (45’+), Higuaín (46′), Lo Celso (79′), Pau López (86′) y roja directa a Samu Castillejo (94′).
Escenario: Más de media entrada en San Siro, aunque durante todo el partido solo se escuchó cantar a los más de 7.000 béticos presentes en las gradas.