La Real Sociedad cobra ventaja sobre el Real Betis en la puja por Mikel Merino

El padre del futbolista, y uno de sus principales asesores, era ayudante de Javier Aguirre en Osasuna cuando el Betis le ganó la final de Copa de 2005 y futbolista del Celta en la polémica semifinal copera de 1997 que ganaron los béticos con goles de Bjeliça y Alexis

La semana próxima debe haber noticias en torno al futuro de Mikel Merino, que conoce el interés de varios clubes por hacerse con sus servicios. El Real Betis es uno de ellos y Lorenzo Serra Ferrer ha apostado fuerte por su contratación, pero en estos momentos es la Real Sociedad la que está mejor colocada para hacerse con su fichaje, por delante del club verdiblanco, el Athletic Club o el Villarreal, que también andan en la puja, aunque estos dos últimos son los que cuentan con menos opciones, según hemos podido saber.

Mikel Merino es natural de Pamplona, donde jugó su padre varios años y luego ejerció de técnico, y la proximidad con su familia, que reside allí, y la buena oferta económica que le ha puesto la Real sobre la mesa pueden acabar decantado la balanza. Por Merino pagó el Newcastle 7 millones de euros hace unos meses al Borussia de Dortmund y ahora pide unos 12 por dejarlo salir, una cifra a la que el Betis no está dispuesto a llegar, de ahí que en las últimas horas haya activado otras opciones –Leander Dendoncker, Ignacio Camacho, David López…– para reforzar el puesto de pivote, aunque cualquiera de ellas requerirá de una fuerte inversión.

Miguel Merino padre y el Betis

Miguel Merino, padre de Mikel y uno e sus principales asesores, fue futbolista durante varias temporadas de Osasuna y Celta en Primera división (luego jugó en Las Palmas, Leganés, Burgos y Ceuta) y en el equipo navarro inició su andadura como técnico de la mano del mexicano Javier Aguirre, del que fue ayudante. Miguel Merino perdió en 2005 la final de la Copa del Rey con Osasuna contra el Real Betis de Lorenzo Serra Ferrer (2-1 en el Vicente Calderón, gol de Dani).

Merino ya había visto ocho años antes cómo el Betis se cruzaba en su camino y lo apeaba de la final de Copa del Rey de 1997. En esa época Merino jugaba en el Celta, a las órdenes de Fernando Castro Santos -que la campaña siguiente firmaría por el Sevilla FC en sustitución de Juan Carlos Álvarez, a su vez sustituto Vicente Miera y este de Julián Rubio-, y se cruzó en semifinales con el Real Betis de Lorenzo Serra, Alexis, Alfonso… y Bjeliça.

En el partido de ida en el Villamarín el Betis ganó 1-0 con gol de Bjeliça después de que los verdiblancos no devolvieran un saque de banda tras las múltiples interrupciones que estaban provocando los gallegos, entre ellos el propio Merino. En el partido de vuelta, en un ambiente muy hostil, el Betis logró el pase a la final al empatar Alexis (1-1) en el minuto 87′.

Ahora los caminos de Merino y el Betis vuelven a cruzarse por el interés del club verdiblanco por hacerse con los servicios de su hijo Mikel. Este apura sus vacaciones en Nueva York y la semana próxima debe decidirse por alguna de las ofertas que tiene sobre la mesa. Tanto Serra como Setién los tienen como número uno de sus preferencias, pero a día de hoy parece que es la Real Sociedad la mejor posicionada.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *