El Real Betis busca la quinta plaza ante el Eibar con Dani Giménez en la portería

Quique Setién, al que el anuncio de la operación de Adán dejó “descolocado”, es posible que cambie el sistema y pase a jugar con dos puntas ante un rival que jugará solo con un delantero

Oportunidad para el despegue la que tiene el Real Betis esta tarde ante la SD Eibar. Los verdiblancos buscan su cuarto triunfo consecutivo tras los logrados ante Alavés, Espanyol y Getafe para seguir haciendo acopio de puntos que permitan convertir en realidad el sueño de la clasificación europea por el que pelea claramente en este tramo final de la temporada.

El asunto de la intervención quirúrgica del guardameta Adán, de la que sorprendentemente el entrenador, Quique Setién, se enteró el último, ha desviado la atención durante la semana y ha “descolocado a todos” dentro del club, según el propio técnico, pues el efecto dominó de pasar al meta del filial Pedro al primer equipo arrastra a casi todos los de la cantera hasta el cadete, jugándose la mayoría de ellos sus objetivos en este tramo final de la temporada.

El caso es que será Dani Giménez el encargado de defender la portería bética en este mes y medio escaso que resta de competición, en el que el gallego deberá disputar más partidos de Liga -ocho- de los que disputó en los tres años precedentes -seis- siempre a la sombra de Adán. La pasada campaña el Real Betis tuvo un tercer portero, Manu Herrera -hoy en Osasuna-, que no jugó ningún minuto, pero en la actual solo tenía a dos, igual que en el filial, donde Sergio Tienza, fichado en verano del Extremadura, sufrió a mediados de febrero una grave lesión de ligamentos que le obligó a pasar por el quirófano y perderse el resto de temporada, como ocurre con Adán ahora tras decidir operarse sin consensuarlo con su entrenador.

Esta tarde ante el Eibar -que viene sin su máximo goleador, Charles, y sin Sergi Enrich, que lleva toda la segunda vuelta de baja- es posible que, aparte del cambio en la portería, Setién varíe también el sistema de juego, pues el previsible planteamiento del rival invita a ello. Para la cita ha convocado a tres de los delanteros –Loren, Sergio Léon y Rubén Castro-, aparte de Joaquín, Tello o Campbell, por lo que parece que volverá a jugar con dos puntas y defensa de cuatro atrás.

José Luis Mendilibar, técnico del Eibar, con el que anda negociando la renovación, ya ha anunciado que no empleará su habitual 4-4-2 al tener solo a Kike García para la delantera y la principal duda radica en si sacará de inicio al próximamente bético Takashi Inui, que era titular fijo hasta que se supo que iba a fichar por el conjunto verdiblanco y en los cinco últimos partidos no ha jugado ninguno completo y ha sido dos veces suplente (en los cinco anteriores de Liga solo dejó de jugar 5 minutos).

Las localidades para el choque se han agotado desde hace días, pero la lluvia anunciada para esta tarde seguramente impedirá que se llene el Benito Villamarín, donde los verdiblancos, seis años y medio después, buscan enlazar de nuevo cuatro victorias seguidas que les permitan eliminar prácticamente a un rival directo en la lucha por Europa. Un triunfo permitiría al Real Betis pasar todo el fin de semana, al menos, en la quinta plaza, a expensas de lo que haga el lunes en Villarreal ante el Athletic, pues ambos están ya fuera de Europa y han cogido el relevo de los partidos en abierto. Un empate o una derrota lo podría dejar octavo, aunque jugará sabiendo el resultado del Celta-Sevilla, que se juega inmediatamente antes.

Real Betis: Dani Giménez; Barragán, Mandi, Bartra, Júnior; Fabián, Javi García, Boudebouz, Guardado; Loren y Sergión León.

SD Eibar: Dimitrovic; Peña, Ramis, Arbilla, Cote; Jordán, Dani García, Escalante; Pedro León, Inui; y Kike García.

Árbitro: David Medié Jiménez (Comité Catalán)

Estadio: Benito Villamarín.

Hora: 18.30.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *