Los de Setién han encajado 18 goles en los seis últimos partidos, ya suman 25 en lo que va de Liga y son el segundo equipo más goleado del campeonato

El Real Betis ha encajado 18 goles y marcado 11 en los seis últimos partidos de Liga disputados los dos últimos meses, desde que sumara ante el Levante su tercer triunfo consecutivo (tras los logrados ante Dépor y Real Madrid), que le permitieron sumar 9 puntos en apenas 9 días, entre el 16 y el 25 de septiembre, lo que disparó los elogios de la crítica y la euforia entre la afición.


Desde entonces han pasado 56 días, en los que los verdiblancos han disputado seis partidos de Liga y solo han sumado 5 de los 18 puntos en juego, tras empatar ante la Real (4-4), perder con el Valencia (3-6), ganar al Alavés (2-0), perder con el Espanyol (1-0), empatar con el Getafe (2-2) y caer con estrépito este lunes en Ipurua ante el Eibar (5-0), que logra de este modo la mayor goleada de su historia en la máxima categoría. Curiosamente, la mayor goleada fuera de casa también la logró ante el Betis (0-4) en el Villamarín, en vísperas de la última destitución de Pepe Mel.

El Eibar solo había marcado 6 goles en los 11 primeros partidos de Liga y hoy le ha hecho 5 a los verdiblancos, que con 25 encajados en 12 jornadas pasan a ser el segundo equipo más goleado de la categoría, solo por detrás de la UD Las Palmas (30) y empatado con el propio Eibar y el Málaga, ambos con 25 también.