El partido del lunes en la Rosaleda ante el Málaga adquiere especial relevancia para los verdiblancos, que solo han sumado un punto en las cuatro últimas jornadas

Tras los resultados del viernes y el sábado, la clasificación en Primera sigue apretadísima en su zona media. Tan es así que en estos momentos el Real Betis aún puede acabar la jornada empatado en la 6ª plaza si gana el lunes en Málaga, o hacerlo empatado con el 16º si pierde, pues apenas siguen siendo seis los puntos que separan a ambos, a la espera de que se complete la jornada.


El Athletic, rival de los verdiblancos el próximo viernes en el último partido del año, ha empatado este sábado con la Real en San Mamés y supera a los verdiblancos en la clasificación, pese a que solo ha ganado uno de sus ocho últimos partidos.

También el Eibar ha superado hoy al Betis con su triunfo ante el Valencia, que sufre su segunda derrota consecutiva tras la de la semana pasada en Getafe y cede el segundo puesto al Atlético. Hace menos de un mes los verdiblancos visitaron Ipurua con nueve puntos de ventaja sobre los eibarreses (17-8) y hoy los guipuzcoanos, tras sumar cuatro victorias y un empate, tienen 21, y los verdiblancos andan estancados en 18, tras un empate (con el Girona) y tres derrotas en las últimas jornadas (Eibar, Las Palmas y Atlético), más el KO copero ante el Cádiz.


Es por ello que el Betis ocupa este sábado la 14ª posición provisional, y aún podría caer a la 16ª si el domingo gana el Espanyol ante el colista Las Palmas o -más difícil- el Deportivo en el Camp Nou.

Con todo, los verdiblancos aún pueden acabar la jornada empatados con el sexto si ganan en La Rosaleda, un partido que se antoja clave para el devenir de la temporada e incluso para el futuro de Quique Setién. El Betis solo ha ganado un partido fuera de casa esta temporada -en el Bernabéu– y lo hizo en sus dos últimas visitas a La Rosaleda.