El repaso al video del partido pone de manifiesto que hubo pena máxima sobre el central bético a los dos minutos de partido, que el colegiado pasó por alto

El pasado viernes los aficionados béticos y el técnico, Quique Setién, se mostraron indignados con el escaso descuento concedido por Mateu Lahoz en el partido ante el Getafe (2-2) -también lo hizo Serra Ferrer ante Medina Cantalejo, delegado arbitral-, pues tras realizarse seis cambios y numerosas pérdidas de tiempo, no descontó ni los tres minutos marcados en el panel electrónico por el cuarto árbitro.


 

Las quejas de los béticos a Mateu, no obstante, empezaron mucho antes, pues a los 2 minutos Jordi Amat reclamó penalti por un agarrón sufrido en el área, que parece muy claro tras observar la jugada repetida por televisión.

Amat acabó rematando al larguero la falta lateral botada por Guardado, pero es cierto que fue agarrado de forma continuada por el defensor del Getafe, por lo que Mateu debió señalar un penalti que pudo cambiar el rumbo del partido, que pasaron a controlar luego los azulones tras anotar dos goles antes del descanso.