“Teníamos hoy tres objetivos, ganar, y lo hemos cumplido; mantener la portería a cero, que era importante; y tercero dejar encarrilada la eliminatoria, y eso no se ha conseguidoE, admite el técnico tras la mínima victoria ante el Zalgiris

El entrenador del Sevilla, Pablo Machín, lamentó a la conclusión del partido, que su equipo ganó 1-0 ante el Zalgiris de Vilna en la ida de la tercera ronda previa de la Liga de Europa, la falta de efectividad, algo que espera corregir para la vuelta dentro de una semana en la capital lituana.

El soriano, en la sala de prensa del estadio Ramón Sánchez Pizjuán, señaló que estarían “muy satisfechos si en el fútbol no hubiera porterías”, por el juego y porque fueron “muy superiores”, pero reconoció que no pueden estarlo al fallar tanto ante la meta rival.


Machín dijo que “hoy no hay nada fácil” y que hicieron una buena primera parte pero que “luego, con el cansancio, se ha igualado el partido”.

“Teníamos hoy tres objetivos, ganar, y lo hemos cumplido; mantener la portería a cero, que era importante; y tercero dejar encarrilada la eliminatoria, y eso no se ha conseguido. Ahora tenemos que demostrar que somos mejores fuera de casa”, relató.

Machín destacó que hasta ahora no había hablado nada de la Supercopa de España del próximo domingo en Tánger (Marruecos) ante el Barcelona “porque había que darle importancia a este partido”.

Añadió que, una vez acabado este choque, ya piensan “en recuperar a los jugadores” porque “es un privilegio jugar esa final”, que no disputará Steven Nzonzi, según confirmó el propio técnico.

“Tenemos que ser un equipo competitivo ante un equipo como el Barcelona que es prácticamente campeón de todo. Tenemos que poner todo para poderle competir”.

Para el entrenador del Zalgiris, Valdas Urbonas, por su parte, el 1-0 que sacaron del Sánchez Pizjuán, “es un logro” para su equipo ante un rival del potencial del Sevilla.

También valoró que, incluso tuvieron “algunas ocasiones para empatar”, pero que en cualquier caso se va “satisfecho” para el encuentro de vuelta dentro de una semana