El anterior propietario, Carlos González, podría volver a recuperar el control del club, al que LaLiga sancionará por irregularidades en el control económico y dejará con un tope salarial de apenas 3,35 millones para la próxima campaña

El expropietario del Córdoba CF, Carlos González, podría volver a escena tras el presunto incumplimiento de contrato por parte de la empresa que controla Jesús León, Aglomerados Córdoba a Azaveco, en la compra-venta de la entidad califa, informa Isaac Fouto en iusport.


Tras el traspaso de poderes del club andaluz al grupo de Jesús León y Luis Oliver, ya se ha producido el primer incumplimiento de contrato al ser devuelto el pagaré de 2,5 M€ que los actuales mandatarios tenían que abonar antes del 1 de julio.

De este modo, se habría producido la rescisión automática del contrato y Carlos González recuperaría el control político y económico de la entidad andaluza.


El impago ya ha sido notificado a Jesús Léon y ahora los pasos podrían ser que el propio González inste a convocar una Junta General de Accionistas para revocar al actual consejo y nombrar otro.

Por otro lado, en el club están a expensas de que la Liga cierre el expediente abierto tras detectar irregularidades en el control económico en el pasado mercado invernal.

Según ha podido saber IUSPORT, el Córdoba sería sancionado con una importante reducción de su limite salarial que bajaría a 3.350.000€ siendo el más bajo de la categoría.

En ese límite iría incluida primera y segunda plantilla y cuerpo técnico. Además, el club tendría una multa que podría cifrase en 300.000€ y apercibimiento de descenso administrativo en caso de producirse otra irregularidad de la misma índole.

El actual presidente del Córdoba, Jesús León, está en permanente contacto con LaLiga y su Comité de Control Económico para intentar reducir la sanción puesto que, con ese límite salarial, el club tendría muy poco margen de maniobra a la hora de poder componer una plantilla competitiva para afrontar la exigente Liga 1/2/3.