Los partidos de liga Barcelona-Real Madrid y Oviedo-Osasuna, así como el Villarreal-Rapid Viena de la Liga Europa, han sido declarados “de alto riesgo” por la Comisión “Antiviolencia” en su reunión de este jueves

La Comisión propone una multa de 30.000 euros al Sevilla por permitir desplegar una pancarta al grupo Biris en el partido contra el Real Madrid jugado el pasado 26 de septiembre.


Se han propuesto, además, sanciones de 4.000 euros de multa y prohibición de acceso a los estadios por un periodo de doce meses, a un grupo de aficionados que, el pasado 19 de agosto, en el partido Oviedo-Extremadura, protagonizaron diversos incidentes en las puertas 9 y 10, lugar de acceso a la grada Naranco o Norte, donde ha sido instalado el control biométrico en los tornos de entrada.

Dichos aficionados -explica la Comisión- “deliberadamente provocaron el colapso del acceso, enfrentándose a los vigilantes de seguridad y haciendo necesaria la intervención de los funcionarios para reconducir la situación”.


También han sido propuestos para sanción los aficionados que han protagonizado incidentes de carácter leve, como insultos y amenazas a los responsables de seguridad de los estadios, no seguir sus indicaciones, entorpecer las intervenciones de los funcionarios para restablecer el orden, consumir bebidas alcohólicas y/o estupefacientes, lanzar objetos, etc.