El linense dice que «se está intentando llegar a un acuerdo, pero va a ser difícil porque las pretensiones del club no son buenas»

El técnico Juan Merino, que fue destituido como entrenador del Córdoba el pasado 4 de diciembre, informó este martes a Efe de que «va a ser difícil» llegar a un acuerdo con el club para la liquidación de su contrato.


«Se está intentando llegar a un acuerdo, pero va a ser difícil porque las pretensiones del club no son buenas», indicó el gaditano después de que el diario ABC informara de que el entrenador había denunciado al Córdoba por este motivo.

«Iban a pasar los días legales y teníamos que denunciar», precisó Merino, quien añadió al respecto que «es lo que aconseja la Federación» en estos casos.


El preparador de La Línea de la Concepción (Cádiz) tenía contrato por lo que restaba de temporada, tras hacerse cargo del equipo el pasado 19 de octubre en sustitución de Luis Carrión, y una campaña más.

Merino afirmó que «se está intentando llegar a un acuerdo justo» en este asunto, y aclaró que en su solicitud no se contempla el cobro de la totalidad del contrato firmado en su día.

«Es verdad que estuve poco tiempo pero arriesgué mi futuro ante las circunstancias en las que se encontraba el equipo», recordó, en alusión a que cuando se hizo cargo de un Córdoba ya estaba metido en puestos de descenso.

«El acuerdo ofrecido por el Córdoba creemos que no es justo», aseveró Merino, quien insistió en que su principal idea es solucionar el conflicto sin que llegue a los tribunales de justicia.

Merino fue fichado por el aún presidente del Córdoba, Carlos González, que hace apenas unos días llegó a un acuerdo con el empresario Jesús León para venderle el paquete mayoritario de las acciones del club. Con Jesús León aterrizará en el Córdoba el ex consejeo delegado del Real Betis, Luis Oliver, que se encargará de la parcela deportiva. Si no atienden la demanda de Merino no podrán realizar fichajes.