El francés entra en el tramo final de la recuperación tras su lesión en la cabeza del peroné. Vaclik, Kjaer, Franco Vázquez y Quincy Promes deben reincorporarse este jueves a los entrenamientos con vistas a la visita el sábado al Camp Nou

El Sevilla prosiguió este miércoles la preparación del partido del próximo sábado ante el Barcelona en el Camp Nou en una sesión en la que la principal novedad fue que el centrocampista francés Maxime Gonalons empezó a tocar balón tras su lesión en la cabeza del peroné.

Maxime Gonalons sufrió la fractura en su peroné derecho a principios del pasado septiembre en un entrenamiento y, según informó este miércoles el Sevilla, se irá incorporando de forma paulatina al grupo en función de su evolución.


La del francés fue la novedad de una sesión en la que el técnico sevillista, Pablo Machín, continuó la preparación del encuentro ante el Barcelona en un entrenamiento en el que insistió en las jugadas al primer toque y en las transiciones rápidas.

Con la única incorporación hasta el momento del portugués André Silva, el pasado lunes, restan por ponerse a las órdenes de Machín el portero checo Tomas Vaclik, el central danés Simon Kjaer, el argentino Franco Vázquez y el holandés Quincy Promes, quienes este martes jugaron sus últimos compromisos con sus selecciones.