España y Cristiano brillan, De Gea falla y el VAR compensa y decepciona

La selección española corrobora su condición como una de las grandes favoritas del Mundial brindando un muy buen partido ante una Portugal que le exigió lo máximo desde el inicio

MÁS MADERA

La selección española fue exigida a tope en su debut mundialista y respondió completando un gran partido que, aunque finalmente no le permitió anotarse los tres puntos, devuelve a los aficionados la ilusión por su equipo nacional que parecía haber menguado con la marabunta de los últimos días.

España jugó un gran partido en Sochi, con Diego Costa, Sergi Ramos e Isco sobresalientes y el resto, salvo De Gea, a muy buen nivel. El madrileño es un gran portero -ha sido elegido cinco años el mejor de la Premier- que tuvo una mala noche, todo lo contrario que Cristiano Ronaldo, al que le salió uno de los partidos de su vida y fue capaz de golear por partida triple y engañar con sus bicicletas hasta al VAR, que tuvo un debut tan desafortunado como nuestro arquero.

CR7 se tira sobre Nacho en la jugada del penalti y luego hay falta previa de Diego Costa a Pepe en la jugada del 1-1, dos acciones en las que el árbitro italiano Rocchi debió recurrir al VAR para revisar sus decisiones y no lo hizo, pese a ser dos de las que se contemplan en los supuestos para su uso. La ley de la compensación sigue vigente con cámaras y pinganillos y eso quedó patente en el debut del videoarbitraje, decepcionante a mi entender, pues no debió subir al marcador ninguno de los dos primeros goles.

La selección española confirmó las credenciales que la dan como una de las cuatro o cinco grandes favoritas al Mundial, brindando momentos de gran fútbol ante Portugal, aunque el empate la obliga a ganar y buscar un buen número de goles el miércoles ante Irán, en un choque que se antoja decisivo para su suerte en Rusia 2018. Un triunfo ante los asiáticos la podría dejar virtualmente clasificada para octavos, pero, ojo, que una derrota la pondría con pie y medio fuera y seguramente sin depender de sí misma de cara al último partido ante Marruecos, lo que asegura con un empate el miércoles.

De momento, el mejor partido del Mundial ha sido este España-Portugal, en el que la mejor fue nuestra selección, aunque el mejor sobre el campo fue Cristiano, que en 90’ minutos hizo tantos goles -tres- como en los trece partidos disputados en sus tres Mundiales precedentes.  




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *