El Real Betis tiene muy difícil hacerse con la cesión del extremo brasileño por el interés de Arsenal, Tottenham y Nápoles, entre otros

El defensa brasileño Marquinhos, compañero de Lucas Moura en el PSG, rompió a llorar ante las cámaras de Canal Plus Francia durante una entrevista emitida ayer, cuando fue preguntado por la situación de su compatriota, con pie y medio fuera del equipo. “Es triste ver así a un amigo. Un amigo que me ha ayudado mucho desde mi llegada a París (….) No quisiera estar en su situación porque un jugador necesita jugar, estar en el terreno de juego y él debe hacer su elección”, dijo Marquinhos.

Con lágrimas en los ojos Marquinhos dijo que “por eso estoy así al imaginármelo marchándose. pero deseo que esté contento y no debo pensar en mí, ni ser egoísta porque quiero tenerle aquí cada día, un amigo debe desear que esté contento y se lo deseo”. El defensa del PSG concluyó afirmando que “es un amigo para toda la vida, que también me apoyará desde lejos”.


Lucas Moura tiene sobre la mesa una oferta del Arsenal, que busca en él al sustituto de Alexis Sánchez, traspasado al Manchester United en este mercado invernal. Tottenham y Nápoles también están muy interesados por el extremo brasileño, cuyo representante, Wagner Ribeiro, según publica Columna Cero, estuvo ayer en el palco del Villamarín presenciando el Betis-Barcelona.El club verdiblanco hace semanas que pidió al PSG la cesión de Lucas Moura, pero deberían alinearse los astros para que pudiera conseguirla, pues otros clubes mucho más poderosos económicamente también están pujando fuerte por el brasileño.