“Los genios hacen cosas que solo se les ocurren a ellos” como la “falta por debajo de la barrera” que metió Messi al Girona el año pasado, recuerda el hoy técnico sevillista

 El entrenador del Sevilla, Pablo Machín, ha declarado este viernes en rueda de prensa que el de mañana en el campo del Barcelona “es un partido bonito, el partido estrella de la jornada” porque de él “saldrá el líder con seguridad y ojalá siga siendo el mismo que hasta ahora”, es decir, su equipo.

Machín ha indicado en el duelo contra el vigente campeón de Liga, “la motivación debe ser máxima” frente a un rival que “sabrá aprovechar cualquier resquicio”, ya que “los grandes jugadores” como los que posee el Barcelona “encuentran motivos para que los planes” para pararlos “se vayan al traste”.

El técnico soriano cree que sus jugadores no deben “centrarse en un jugador, aunque se llame (Lionel) Messi, porque los acompañantes no son cojos”, aunque admitió que “los genios” como el argentino “hacen cosas que sólo se les ocurren a ellos” como la “falta por debajo de la barrera” que le metió el año pasado a su equipo, el Girona.


Para Machín, resulta “exagerado cuestionar a (Ernesto) Valverde”, quien estima que “tiene crédito por lo hecho y también porque están bien situados para cumplir sus objetivos, no está en una situación para que suenen las alarmas”, si bien espera ahondar en la crisis del Barça al ganar mañana “en un estadio que no es invencible”.

El preparador castellano negó que haya una fórmula para ganar en el Camp Nou, donde “algunos equipos van a pecho descubierto y pierden. Otros defienden y también pierden…”, por lo que sólo espera que “el plan salga bien pero también que ellos no tengan su mejor día”.