Manuel Ruiz de Lopera, en una sesión del juicio en la Audincia de Sevilla.

El ex mandatario bético podrá eludir el ingreso en prisión con el pago de 3.600 euros tras el acuerdo alcanzado el pasado mes de julio con  el Real Betis, La Liga de Juristas y PNB

Manuel Ruiz de Lopera ha admitido hoy su culpabilidad en el juicio penal que se sigue en la Audiencia contra él y ha mostrado su conformidad con la petición de pena de la Fiscalía, que ha solicitado, en sus conclusiones finales, que le sea impuesta una pena de seis meses de prisión, que podrá eludir con el pago de 3.600 euros.


El Ministerio Fiscal considera probado que Manuel Ruiz de Lopera incurrió en el delito de apropiación indebida durante su gestión al frente del Real Betis, pero tras el acuerdo alcanzado por este con el propio club y dos de las plataformas denunciantes –Liga de Juristas Béticos y Por Nuestro Betis– ha rebajado de forma considerable la petición de pena inicial, que era de tres años de prisión y tres millones de multa, debido a la reparación del daño causado y la dilación indebida del proceso, que va ya para nueve años.

La Fiscal Margarita Viera considera que “Lopera cometió gran deslealtad al Betis, a sus accionistas y al consejo de administración por el quebranto de la confianza en él depositada” al utilizar a Encadesa como una empresa pantalla para mantenerse al frente del club y evitar el control del resto de accionistas, con la colaboración de Guillermo Molina, María Teresa González y Mercedes Ferraro con “la única pretensión” de “mantenerse y continuar con el control del Betis hurtando al Consejo de Administración toda posibilidad de intervención en la gestión”.

La fiscal acusa a Lopera de realizar estas “engañosas maniobras” en un “acto de gran deslealtad al Betis y a sus accionistas y Consejo de Administración por el quebranto de la confianza en él depositada para la gestión de sus recursos” y con “ánimo de lucro a expensas y con aprovechamiento del Betis” ya que los “contratos simulados” con Encadesa contienen “cláusulas en perjuicio del club”, algo corregido por los propios acusados a partir de 2003.

Ángel Martín y Luis Oliver, absueltos

Durante la penúltima sesión del juicio celebrado esta mañana en la Audiencia de Sevilla, la agrupación Béticos por el Villamarín ha retirado sus demandas penales contra el ex vicepresidente Ángel Martín y el ex consejero delegado Luis Oliver, al que sigue solicitando en concepto de responsabilidad civil la anulación de la venta de 20.000 acciones a Bitton Sport, por lo que solicita a Oliver la restitución de esas acciones al Betis o en su defecto el pago al club de su importe según la valoración que se realice.

La agrupación que lidera Hugo Galera ha rebajado de 26 a 6 millones de euros el importe solicitado a Lopera y al resto de acusados en concepto de responsabilidad civil por los presuntos delitos de apropiación indebida, contra la Hacienda Pública y varios contratos falsos de jugadores.