Lo Celso y William Carvalho, cuando el plan B supera al A

El Real Betis se ha movido con rapidez en el mercado cuando se encallaron sus primeras opciones, logrando amarrar otras incluso mejores ne tiempo récord

Finalmente ha sido Giovani Lo Celso el que llega para reforzar el medio campo del Real Betis, donde la salida de Fabián -y en menor medida la de Camarasa– dejó un hueco difícil de llenar, aunque ya llegaron a coste cero y para jugar más arriba Canales e Inui, mientras que William Carvalho lo hizo para actuar de pivote defensivo, más retrasado.

La primera opción que barajó el Real Betis para el puesto de pivote fue la de Mikel Merino (12 millones de valor de mercado en transfermarkt), pero finalmente la oferta de la Real Sociedad -los jugadores pagan menos impuestos en el País Vasco- al Newcastle y al jugador pudo más que la del Betis, por lo que la comisión deportiva del club, integrada por Lorenzo Serra, Ángel Haro, José Miguel López Catalán y Quique Setién -los cuatro-, activó la opción de William Carvalho (valorado en 20 millones), que se puso a tiro por los problemas económicos y disciplinarios acaecidos en el club lisboeta.

Los problemas económicos se detectaron al no poder hacer frente el Sporting a uno de los pagos por el traspaso de Piccini y los societarios eran de todos conocidos por los ataques de un grupo de ultras a los jugadores y al técnico sportinguista a final de la pasada campaña y la decisión de varios de estos de abandonar el club.

Tras unas arduas negociaciones, el Betis se hizo con el 75% del pase de William por 16 millones de euros, más 4 en variables, que abonará en tres años, comprometiéndose a pagar 5 millones más por otro 10% si se mete en Champions y pudiendo comprar otro 10% por otros 5 millones. A nadie puede escapar que William Carvalho es hoy por hoy un jugador més hecho que Mikel Merino, titular en el primer partido de Liga con la Real y suplente en el segundo.

Con Lo Celso y Rafinha ha pasado algo parecido. El Betis llevaba días negociando con el Barça la cesión con opción de compra no obligatoria del hispano-brasileño (por unos 25 millones de euros) y, ante la cerrazón de los azulgrana, que exigían traspaso u opción obligatoria en 2019 por un futbolista que se ha operado dos veces de la rodilla, el club verdiblanco se plantó y en una negociación relámpago, que llevaba días en la recámara, se hizo con los servicios del talentoso centrocampista argentino, convocado por el nuevo seleccionador argentino, Lionel Scaloni -que dejó fuera a Messi y Banega, entre otros, y tiró del Mudo Vázquez y Mercado– para los amistosos contra Guatemala y Colombia del 7 y 11 de septiembre en EEUU. Hasta la vuelta de esos partidos Lo Celso apenas podrá entrenarse con sus  nuevos compañeros del Real Betis.

El internacional argentino, rosarino y zurdo como Messi, y con un valor de mercado de 30 millones de euros, superior a los 28 de Rafinha en transfermarkt, jugó la pasada campaña hasta 48 partidos con el PSG y encaja perfectamente en lo que buscaba Setién para cubrir la ausencia de Fabián. Rafinha, que estuvo lesionado hasta febrero, jugó la pasada campaña un partido de Copa con el Barça y 17 en la Serie A con el Inter. El plan B -que exigirá un fuerte desembolso económico en concepto de ficha y pago por la cesión- puede salirle de nuevo al Betis mejor que el A, como pasó con William Carvalho y Mikel Merino.

Ahora son muchos los aficionados que echan en falta al menos un lateral zurdo -se tanteó la opción Zinchenko– pero el plan de Quique Setién pasa por hacer jugar a Tello de carrilero. En un equipo que juega sin extremos es donde debe explotar el catalán, al que ya empezó a probar Setién en los últimos partidos de la pasada temporada y durante los amistosos de este verano. Otro plan B que se va a activar ya, pues el técnico cántabro asume los riesgos y prefiere una plantilla corta con jugadores polivalentes a pesar de las tres competiciones. De todos modos, habrá que esperar hasta las doce de la noche por si surgen novedades de última hora. A estas horas, contando a Lo Celso y Brasanac, el Betis tendría a 22 futbolistas en plantilla, pues Alex Alegría, Narváez y Kaptoum parece que van a salir. Y sin Brasanac -al que pretende el Alavés- serían solo 21.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *