La International Board anuncia que las jugadas que sean revisadas se repetirán por los videomarcadores, así como en las retransmisiones televisivas, explicándose los motivos de la revisión adoptaba por el árbitro

La International Football Association Board (IFAB), organismo que regula las reglas del fútbol, ha anunciado hoy que tanto los espectadores en el estadio, a través de pantallas gigantes, como los que vean los partidos del Mundial de Rusia por televisión, podrán ver las repeticiones de las jugadas conflictivas revisadas por el VAR (Video Assistant Referee), una vez que la decisión final sea adoptaba por el árbitro, explicando los motivos por los que se revisa la jugada, como ocurre en el rugby o el fútbol americano.


Velasco Carballo explica el uso del VAR

El exárbitro internacional y presidente del Comité Técnico de Árbitros (CTA) de la Federación Española de Fútbol (RFEF), Carlos Velasco Carballo, considera que el arbitraje asistido por vídeo (VAR) ayudará a evitar conductas violentas y simulaciones por parte de los jugadores.

“Si con esta herramienta conseguimos que no haya conductas violencias. Un jugador no hará algo si sabe que tiene 20 cámaras que le van a ver, o las simulaciones. Si un futbolista se cae y no le rozan, el VAR tiene muy fácil detectarlo”, explicó Velasco Carballo durante una jornada de formación a los medios de comunicación.


Según el excolegiado, que es instructor del VAR de la FIFA y también está dirigiendo la preparación de los árbitros españoles, en el fútbol italiano tras la introducción de esta tecnología esta temporada ha habido “un 43% menos de simulaciones” y “un 30% menos de tarjetas por protestar”, dijo en la jornada organizada por la RFEF y LaLiga en Boadilla del Monte (Madrid).

Para el presidente del CTA, el objetivo es que el VAR intervenga “lo menos posible”, y este sistema “no es un árbitro” sino “un asistente”, ya que “la primera y la última decisión” será del colegiado, y comparó este sistema con un seguro de hogar o médico.

“El VAR no puede revisar todo, porque entonces detendríamos el fútbol, y nos cargaríamos su esencia, que es que sea un deporte fluido. En situaciones menores el VAR no dice absolutamente nada”, reafirmó.

Velasco Carballo insistió en que solo intervendrá el VAR en el caso de que la decisión del árbitro sea un “error insostenible” y no en situaciones opinables. “El VAR no va a intentar solucionar cada jugada polémica. Si esto no se entiende va a crear mucha frustración”, advirtió.

Durante los encuentros de LaLiga el equipo arbitral se verá ampliado junto al árbitro principal y los asistentes con un VAR principal (que será un árbitro de primera en ejercicio) y uno o varios AVAR (asistentes de Primera o árbitros o asistentes de Segunda), labor que podrá hacer un árbitro recién retirado también.

“Cuando llegue la designación sabremos el árbitro, los asistentes, el VAR y el AVAR, con las mismas restricciones geográficas que los árbitros normales. VAR y AVAR estarán en la sala de Las Rozas, donde se están construyendo 8 salas de visionado”, explicó Velasco Carballo.

El equipo del VAR utiliza la señal de las cámaras de televisión dispuestas en el estadio, pero con un operador independiente de la realización televisiva, y solo podrá intervenir en cuatro supuestos: goles, tarjetas rojas directas, penaltis y confusión de identidad.

En caso de gol, el asistente VAR revisará si viene de fuera de juego, si hay falta del equipo atacante previa al gol, si el balón ha salido fuera del terreno de juego antes del gol, o si ha traspasado o no la línea de gol. En esos casos, solo avisará al árbitro si se ha producido un error.

En situación de penalti, revisa si es un penalti muy claro y muy manifiesto, si es dentro o fuera del área, si hay fuera de juego en la jugada del penalti, si hay falta previa en el ataque del equipo, o si el balón se ha marchado fuera del terreno de juego.

En caso de tarjeta roja directa, no de segunda amarilla, se revisa el incidente; y en caso de un error de identidad, el VAR puede advertir al árbitro cuando ha señalado una situación sobre un jugador que correspondía a otro.

“El límite para que actúe el VAR es si el juego continúa y el balón sale fuera de juego y se reanuda, en ese caso ya no se puede intervenir”, explicó Velasco Carballo, que aseguró que los árbitros españoles llevan cinco meses preparándose para este sistema.

El excolegiado enfatizó que el árbitro no puede pedir el uso del VAR, sino que deben ser los responsables de éste los que le reclamen una acción, excepto en el caso de “un incidente grave que pase desapercibido” al colegiado, por el que podría pedir la revisión en el monitor por su propia cuenta.

En el juego, el árbitro deberá “tomar su decisión sin VAR”, que simultáneamente estará comprobando la jugada y le avisará si hay “un error muy claro y manifiesto”

En ese caso, el árbitro puede decidir aceptar la recomendación o ir a ver la jugada al monitor ubicado en la banda. No revisará en casos de fuera de juego, si es dentro/fuera del área, balón fuera del terreno de juego o error de identidad (en ese caso será informado por el árbitro de VAR); sí lo hará en todas las situaciones que no sean “geográficas o factuales”, las que pueden ser decisiones subjetivas.

Para ello tendrá dos señales visibles: un dedo apuntando al oído, que significa que no se continúe el juego porque hay un chequeo de la jugada en progreso; y dibujar un televisor con las dos manos, que realizará al ir a revisar la jugada al monitor y volverá a hacer cuando regrese antes de anunciar la decisión tomada.

Velasco Carballo explicó que el objetivo de LaLiga y la RFEF es facilitar que los espectadores puedan ver, en el estadio y en televisión, las jugadas revisadas por el VAR, pero es algo que están “acabando de definir”. En el Mundial de Rusia sí se verán en los videomarcadores y repeticiones.