El presidente grancanario, Miguel Ángel Ramírez, asegura que “los clubes no podemos acudir a otro organismo arbitral que no sea LaLiga” y que eso está recogido en el contrato

El ‘caso Vitolo’ se resolverá entre abril y mayo, según la previsión del club canario. La entidad hispalense se niega a abonar a la UD Las Palmas un montante de 4,3 millones de euros, por la marcha del extremo internacional, que el pasado 12 julio abonó su carta de libertad -35,7 millones- en la Liga.

Ramírez, el presidente del club canario, confía en percibir la cantidad pactada, gracias al arbitraje de la Liga de Fútbol Profesional (LFP): “En caso de tener diferencias entre los clubes, el organismo mediador entre ambas instituciones es LaLiga. Los dos clubes no podemos ir a otro organismo que no sea la LFP porque los clubes renunciamos acudir a otros organismos arbitrales”. Estaba recogido en el contrato [firmado el 28 de junio de 2013, tras abonar la entidad hispalense tres millones de euros por el grancanario, que militaba en Las Palmas], informa iusport.


Las diferencias de interpretación será juzgada por tres árbitros: uno elegido por la UD, otro elegido por el Sevilla y un tercero elegido por la LFP.

En cuanto a las acciones legales que el Sevilla FC anunció contra Las Palmas, Vitolo, su padre [Víctor Machín] y el Atlético de Madrid [club que contará con el futbolista desde el 1 de enero], Ramírez dijo no tener notificación alguna.