Radio Marca desvela que no hay acuerdo entre el club y los agentes del jugador, que tienen un gran enfado con Joaquín Caparrós por haber filtrado un acuerdo que está bastante lejos de producirse

Las negociaciones para la renovación de Pablo Sarabia, que este jueves ha vuelto a ser el jugador más destacado del Sevilla FC, están prácitrcamente rotas en estos momentos y el futbolista baraja la posibilidad de hacer efectiva su cláusula de rescisión y cambiar de aires, toda vez que tiene equipos dispuestos a abonarla entre ellos la Real Sociedad. O el Valencia, que se ha fijado en el madrileño ante la presumible ofensiva del Real Madrid por Rodrigo, por el que están dispuestos a ofrecer 60 millones de euros.

Joaquín Caparrós ya se refirió el martes al asunto, y no lo dio por cerrado, como habían aireado días antes algunos medios. “Teníamos claro que queríamos hacerle una mejora de contrato y una mejora de salario, independientemente de que hubiera equipos interesados. Se le ha hecho una buena propuesta de mejora y ahí estamos, ahora está todo más tranquilo. Una vez que empiece el campeonato ya empezaremos a hablar otra vez con Pablo, su representante e intentaremos que esté contento porque es un jugador importante. Lo hemos valorado y creo que le hemos hecho una magnífica oferta. Ahora tenemos partidos muy importantes y ellos tienen encima de la oferta una muy buena propuesta y una mejora en su salario. Lo aplazamos hasta principios de septiembre”, dijo Caparrós.


Este jueves, Radio Marca ha informado que las negociaciones están rotas y que los agentes de Pablo Sarabia, al que representa Ginés Carvajal, están realmente enfadados con Joaquín Caparrós.