Habría cuatro descensos en vez de dos las dos próximas temporadas. En Alemania, Suecia y Francia la máxima categoría de fútbol femenino cuenta con 12 clubes

El pasado 15 de noviembre se reunió en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas el Comité Nacional de Fútbol Femenino de la RFEF con la excusa de presentar en sociedad a su máximo responsable, Rafael del Amo, y abordar varios temas con los allí presentes. Entre ellos, responsables de las territoriales, clubes y el seleccionador nacional absoluto, Jorge Vilda. Fue el técnico quien dio pie a uno de los puntos calientes del día: la reestructuración del campeonato nacional, según publica marca.com.

La pretensión de Vilda es que la Liga Iberdrola, que ahora cuenta con 16 equipos, se reduzca a 12 en los dos próximos cursos pasando de dos a cuatro descensos en las dos próximas temporadas. Según el seleccionador se trataría de adecuarse a la tendencia de las grandes ligas europeas (La Bundesliga alemana cuenta con 12 equipos, la Damallsvenskan sueca con 12, la Superliga inglesa con 10, la D1 francesa con 12), cumplir con las fechas FIFA en beneficio de la selección y liberar el calendario dejando abierta la posibilidad de meter durante el curso la disputa de la Copa de la Reina.


También se trató la remodelación de una Segunda división que ahora cuenta con ocho grupos y 112 equipos. La idea es reducir a cuatro grupos y 56 equipos, aunque hay una corriente aún más revolucionaria que optaría por apenas dos grupos y 28 equipos. En todo caso, se crearía una Segunda división B para que esos equipos sobrantes no pasen a depender de las competiciones territoriales y pierdan así muchas de las subvenciones que hoy les hacen sobrevivir.

En la reunión se trasladó a los responsables de las territoriales la oportunidad de hacer sus propias propuestas y enviarlas a la RFEF hasta mediados de diciembre con el fin de, en la próxima reunión del Comité en enero, se tome una decisión definitiva.

En el plano deportivo también se planteó en la reunión la necesidad de crear una selección territorial Sub’14. Ahora mismo sólo existen las categorías Sub’12, Sub’16 y Sub’18 (estas dos últimas con el fin de abastecer de jugadoras a las selecciones nacionales Sub’17 y Sub’19) y la categoría intermedia sólo la tienen instauradas algunas territoriales por cuenta propia.

En el plano económico se expuso que la RFEF cuenta con un excedente de 409.000 euros procedentes del patrocinio de Iberdrola (a través del proyecto Universo Mujer del CSD) relativos a gastos no justificados por parte de clubes. Se habló, sin llegar a un acuerdo, de la posibilidad de reinvertirlo en el próximo curso. Igualmente se trató que el porcentaje que fija el Real Decreto-Ley 5/2015 para el fútbol femenino se reparta a partes iguales por territoriales y no dependiendo del número de licencias que tenga cada una de ellas.

En otro orden de cosas, se habló de crear un departamento de fútbol femenino dentro de la RFEF (áreas de comunicación, marketing, deportiva, …). “Vamos a proponer y a ver lo que nos dejan hacer”, sentenció un Rafael del Amo que llega con ganas de dar pasos al frente.

Así está la clasificación de la Liga Iberdrola