Aficionados del Spartak por las calles de Sevilla / Lince

La sanción para los abonados que los han vendido puede acarrear la suspensión de su condición de abonado

Agentes de la Policía Nacional han intervenido este miércoles por la mañana seis abonos del Sevilla FC a seis aficionados que no eran titulares de los mismos en el centro de la ciudad que acababan de adquirirlos. Los abonos ya han sido remitidos al club, que ahora abrirá expediente a sus titulares. La sanción para los socios expedientados puede acarrear la suspensión de su condición de abonado, informa el Sevilla FC a través de su página web.

El club reitera su política de tolerancia cero en lo que respecta a reventa de abonos o entradas bonificadas. Cabe recordar, en este sentido, que la entidad tiene previsto controlar de forma exhaustiva los accesos al estadio en el partido de hoy para detectar usos indebidos de abonos o entradas.