Vitolo, en el momento de retirarse lesionado del Sánchez-Pizjuán, el pasado miércoles (Foto LaLIga).

LaLiga denunció los cánticos insultantes dirigidos al exjugador del Sevilla Víctor Machín “Vitolo” en el estadio Sánchez Pizjuán antes del partido contra Las Palmas el pasado día 20 y contra el madridista Sergio Ramos durante el Alavés-Real Madrid jugado el día 23.


El escrito de LaLiga refleja que antes del inicio del Sevilla-Las Palmas, cuando había menos de un tercio del aforo, “se produjeron ciertos cánticos, realizados por unos 500 aficionados locales, que fueron desaprobados por otros espectadores presentes y tras los que el club reaccionó con la proyección de un vídeo con mensajes en contra de los insultos.

Vitolo cabrón fuera del Nervión”, “Atleti, Atleti, Atlético de Madrid, mierda”, “Vitolo es una rata”, “Vitolo ven paca y chupámela”, “Vitolo muérete lolololo”, son las frases que reproduce LaLiga en su denuncia, en la que también destaca las medidas adoptadas por el Sevilla de prevención de la violencia.

LaLiga se hace eco igualmente de los insultos que unos 4.000 aficionados del Atlético de Madrid dirigieron al Sevilla en varias ocasiones, en el estadio Wanda Metropolitano, durante el encuentro entre ambos clubes el 23 de septiembre.

“Los cánticos son iniciados por un aficionado que porta un micrófono, que se encuentra conectado a un sistema de altavoces instalado de manera permanente por el club en la grada de animación local, disponiendo también de una plataforma tras la portería para que se puedan ubicar aficionados, así como de varios bombos/tambores con los que se acompasan, siendo estos últimos transportados a la grada de animación local por parte de personal del club antes del inicio del partido”, afirma el texto.

Los insultos proferidos por unos 600 aficionados locales desde la grada del campo del Alavés hacia el Real Madrid y su capitán, Sergio Ramos, en distintos minutos del partido entre ambos clubes y los que unos 150 seguidores del Sporting profirieron en el partido de la Copa del Rey contra el Numancia, el 19 de agosto pasado, figuran también en el documento de LaLiga, enviado tanto al Comité de Competición de la Federación Española de Fútbol (RFEF) como a la Comisión Antiviolencia.