El juzgado absolvió a Hugo Galera, Francisco Sánchez y Juan Márquez Medrano en el pleito de las acciones y condena a FARUSA a pagar las costas a sus abogados

El Juzgado de lo Mercantil número 1 de Sevilla dictó, con fecha del miércoles 8 de noviembre, una resolución que rectifica el auto del pasado 18 de septiembre en el que declaró nula la suscripción del 31,38% de acciones del Real Betis por parte de Farusa (Familia Ruiz Ávalos S.A.).

En dicha resolución, se incluyó como intervinientes en las actuaciones demandadas, a petición de la defensa de Farusa, el bufete Montero Aramburu, al ex presidente Hugo Galera y a los ex consejeros Francisco Sánchez y Juan Márquez Medrano, a los que en el auto conocido este viernes se les ha absuelto y termina condenando al pago de las costas del proceso a Farusa. Estas costas le pueden suponer a Lopera el pago de cerca de 200.000 euros, según fuentes jurídicas consultadas, cantidad que el del Fontanal deberá abonar, cuando la sentencia sea firme, ya que no forma parte del pacto extrajudicial firmado con el Real Betis, La Liga de Juristas y PNB en julio.


Días después de que se conociera el auto del día 18, los abogados de Juan Márquez Medrano, Francisco Sánchez y Hugo Galera presentaron escritos de aclaración y complemento de la sentencia, lo que ha dado lugar al auto conocido este viernes y que completa la definitiva sentencia del Mercantil sobre la titularidad de las 36.000 acciones del Real Betis Balompié. En dicho auto se expresa que “no se condena en costas por el procedimiento principal, pero se impone a la Familia Ruiz Ávalos S.A. (Farusa) las costas ocasionadas a los intervinientes”.

Además, en el escrito conocido este viernes, el juez Carretero, para valorar la cuantía del pleito, ha tomado el valor nominal de las acciones, expresadas en los estatutos del Real Betis Balompié SAD, por un coste de 60 euros, lo que calcula una cuantía total del proceso en 2.217.449,6 euros. Esta cuantía de 60 euros por acción no afecta en ningún caso al proceso de venta de las acciones de la sociedad verdiblanca que tendrá aún que aprobarse en la Junta General de Accionistas del 23 de noviembre.