Joel Campbell, ayer durante el partido con el Valencia / Fernando Ruso (RBB)

El costarricense marcó un gol y dio dos asistencias a los seis minutos de saltar al campo que hicieron creer a los béticos en el milagro, abortado por el quinto gol de Zaza “que nos mató”

El debut de Joel Campbell fue, sin duda, la mejor noticia que dejó el partido de anoche entre el Real Betis y el Valencia, pues tras su entrada al terreno de juego revolucionó un partido que parecía estar sentenciado y fue protagonista destacado en los tres goles verdiblancos.

El costarricense entró en el minuto 77 de partido, ya con 0-4 en el marcador, y el primer balón que tocó fue para anotar el 1-4 en el 79’, al aprovechar una mala cesión atrás del también recién entrado Paulista. Apenas un minuto después, Campbell, que jugó a pierna cambiada por la banda derecha, filtró un excelente pase a Sanabria (80’), que anotó el 2-4 sin apenas ángulo tras regatear al portero Neto. Y cuatro minutos más tarde, una internada y centro al área de Campbell desde la derecha lo despejó defectuosamente de cabeza un defensor che y Tello aprovechó para anotar el 3-4 con un remate muy ajustado.

Quedaban aún seis minutos para el final, más el descuento, y los béticos, que habían hecho tres goles en seis minutos, creyeron en el milagro y se lanzaron a un ataque desesperado que Zaza (88’) y Andreas Pereira (92’) castigaron marcando dos goles a la contra que disparan al Valencia hasta la segunda plaza liguera y relegan a los verdiblancos a la novena.


Campbell: “Creíamos en el empate pero el gol de Zaza nos mató”

Joel Campbell era el primer futbolista bético en pasar por la zona flash una vez concluido el duelo frente al Valencia CF. En su vuelta al Villamarín, el internacional costarricense lamentaba la derrota ante el conjunto ché que rompe la dinámica positiva en casa: “Ha sido un partido difícil. No pudimos lograr la victoria en casa, que era muy importante, pero esto no termina aquí y tenemos que seguir trabajando”.

Se rozó la remontada: “Estuvimos cerca de conseguir el empate pero, desgraciadamente, no se dio. Ese quinto gol del Valencia nos mató. Teníamos la ilusión de conseguirlo tras anotar los goles. Creíamos en el 4-4 pero ese gol de Zaza nos mató”.

¿Cuando saltó al campo pensó que era posible remontar?: “No creía que se pudiera revertir la situación en quince minutos, pero intenté dar lo mejor de mí porque llevaba tres meses sin jugar. Estaba con quince minutos por delante para retomar el ritmo y pude ayudar un poco al equipo. El objetivo, que eran los tres puntos, no se dio”.

¿Cómo se ha encontrado?: “Cuando entras al campo y metes la primera bola que tocas, facilita la confianza. Paso a paso, queda mucho camino por recorrer y quiero seguir creciendo en el nivel porque no es fácil después de tres meses sin jugar”.