Joaquín Caparrós se autodescarta como entrenador y director deportivo del Sevilla FC para la próxima temporada

El técnico utrerano descartó cualquier opción de continuar en el banquillo la próxima temporada, así como afirmó no verse como director deportivo: “No creo que sea mi puesto porque requiere de una preparación y en otras funciones podría dar más rendimiento”

Joaquín Caparrós ofreció este viernes la última comparecencia previa a un choque de esta temporada, un duelo ante el Deportivo Alavés en el que no hay objetivos ya en juego: “La idea es hacer un buen partido y ofrecérselo a una afición con la que estamos en deuda. Queremos conseguir los tres puntos, pero enfrente habrá un gran equipo, bien trabajado y con un técnico con proyección que lo cogió como lo cogió. Tendremos que hacer un magnífico partido”.

Además, habló de futuro y confirmó que se retira como entrenador: “Yo lo dejé muy claro desde la primera conversación con el presidente. Mañana será especial, pero estaremos metidos y sólo centrados en el partido. Para mí ha sido una experiencia corta pero muy intensa y bonita, porque no había vivido el himno del Centenario desde el banquillo, sólo desde mi localidad. Luego también por compartir con una plantilla de gran nivel humano y deportivo, que con su predisposición ha conseguido esta mini rachita que nos ha metido donde mínimo se merece el Sevilla”.

De ahí, a su labor de cara a la próxima campaña: “Hemos hablado, pero eso da para otra rueda de prensa. Llevamos hablando mucho tiempo con el presidente y el director general y lo tenemos claro, pero ya lo diremos. Tampoco creo que la dirección deportiva sea mi puesto, porque requiere de una preparación y hay otras funciones en las que podría dar más rendimiento. Puedo aportar mi experiencia porque aquí hay un talento espectacular y hay que optimizarlo, potenciarlo y darle mayor salida. Aquí hay chicos que si dentro de cinco o seis años no están en el primer equipo es para que nos den una paliza a todos”.

Pozo y Lara son protagonistas esta semana, pero no quiso confirmar si disfrutarán de su debut: “Nos queda un entrenamiento y veremos si van convocados y si en ese caso pueden entrar. Están entrenando con nosotros y tienen mucha proyección, pero tenemos que esperar”.

También se habló de la lista de Francia para el Mundial: “Lenglet me ha sorprendido por su madurez y no le va a afectar. Entrena a un nivel espectacular que seguro tendrá premio a corto plazo. En cuanto a Nzonzi, nos alegramos porque en estos días me ha parecido humano y sincero. Me alegra que lo que hemos hablado haya tenido premio. Es un activo del club y hay que estar satisfechos porque es uno de los 23 elegidos en una de las selecciones favoritas”.

Además, desveló cómo se ha ganado a la plantilla en tan poco tiempo: “La experiencia tras muchos años te lleva a hablar mucho y les he dicho que si estaban aquí es porque eran elegidos. Les comentaba que durante el Mundial yo iba a estar en la playa recreándome de haber entrenado a muchos de esos jugadores. Todo eso lo tenían que poner al servicio del equipo y la suma de todo nos ha permitido lograr el objetivo”.

Continuó el utrerano explicando la importancia de la comunicación dentro del club: “He hablado muchísimo con el presidente, como no puede ser de otra forma. Siempre debe haber una comunicación directa, porque en un club es importante que sólo haya un mensaje. Esa unión la recoge el jugador y el aficionado y da fuerzas para conseguir las cosas. Los entrenadores cuando llevan cuatro o cinco años de éxito se creen los artífices y no es verdad. Yo sólo tengo satisfacción y agradecimiento, es verdad que me va a faltar uno para los 500 partidos pero estar ahí con los mejores es un halago, después de haber entrenado en todas las categorías y terminando en un club tan grande, algo a la vez impensable cuando yo era un chiquillo”.

Además, cuestionado por si le gustaría un técnico de sus características o de otras, no se quiso pronunciar: “En el nivel que tenemos, el abanico del club es grande y sabe elegir. No me mojo y además no hay dos personas iguales y no se pueden trasladar las recetas de un sitio a otro. Cada uno tiene su idiosincrasia y su personalidad. Seguro que quien venga tendrá un buen currículum y posibilidades de meter al equipo arriba”.

Habló de las noticias que colocan a Sarabia en la órbita del Atlético de Madrid: “El Sevilla ha sabido comprar bien y vender mejor, pero se ha ganado el respeto de los clubes, que conocen las cláusulas. Tendrán que venir y saber qué cantidades hay que depositar. Por la información que tengo, el Sevilla es un club que se ciñe a las cláusulas y creo que eso es bueno para el equipo, con jugadores tan importantes en el mercado”.

Volviendo al talento dentro del club, se refirió no sólo a dentro del campo sino también a los despachos: “El Sevilla ha demostrado que sabe sacar talento, no solo en cuanto a jugadores sino también en la dirección deportiva. Para que saliera Monchi tuvo que haber una persona que detectara que ahí había talento. A veces vamos a otros sitios y tenemos que mirar abajo, a la izquierda y a la derecha. Tenemos gente joven y preparada en todas las facetas y ahí estará el club para tomar esa decisión”.

Por último, reconoció que deberá concentrarse mucho mañana para no pensar en que es el último: “Hay un estado que se llama de flujo, que cuando vemos a un entrenador al que le caen chuscos y realmente no se está mojando, o que no tiene frío a 20 grados bajo cero. Mañana tendré que hacer un ejercicio bueno en ese sentido, visualizarlo e imaginármelo para centrarme sólo en el partido”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *