Joaquín Sánchez, además de capitán, goleador y asistente de este Betis, está para todo, igual para un roto que para un descosido. A la salida del entrenamiento de hoy, una aficionada bética le ha pedido que le ayude a pedir matrimonio a su novio y ahí ha estado el portuense para echarle un cable a la muchacha. Genio y figura el portuense, el mayor ídolo de la afición bética en varios lustros, siempre con una sonrisa y una atención para los aficionados y sus más inverosímiles peticiones.