Los dos deben estar disponibles para el derbi del 6 de enero, mientras que Javi García se ejercita en solitario pero también debería llegar

El Real Betis ha vuelto este jueves por la tarde a los entrenamientos y lo ha hecho con Andrés Guardado y Juanjo Narváez integrados en el trabajo junto al resto del grupo, por lo que ambos deben estar disponibles para el partido del 6 de enero contra el Sevilla FC en el Ramón Sánchez-Pizjuán.

Quien sigue entrenando al margen es Javi García, con problemas de lumbalgia y un plan personalizado de entrenamientos, aunque se confía que también pueda estar disponible para el primer partido del año.

Tonny Sanabria y Joel Campbell siguen convalecientes de sus respectivas lesiones de rodilla y los días 2 y 3 de enero se someterán a sendas revisiones, tras las que los médicos podrán detallar con mayor exactitud su plazo de recuperación. Una vez conocida esa información, Serra y Setién decidirán altas, bajas y nuevos fichajes.