Guardado es el décimo jugador del Real Betis en sufrir una lesión importante

Sanabria, Campbell y Francis han pasado por el quirófano.  Javi García, Camarasa, Durmisi y el mexicano han sufrido roturas fibrilares. Tello estuvo dos meses parado con el tobillo y Boudebouz, con su rodilla

La de Andrés Guardado, con una rotura de fibras en el aductor, es la décima lesión de consideración que sufre un jugador del Real Betis en el transcurso de la temporada, en la que ya han caído, o recaído, por diversos motivos, Sanabria, Campbell, Feddal, Camarasa, Javi García, Boudebouz, Durmisi, Francis y el propio Guardado, casi todos ellos titulares fijos en los esquemas de Setién. Aparte, otros futbolistas como Fabián, Tello -que estuvo dos meses parado en verano- o Narváez también han sufrido lesiones de menor consideración que les han obligado a perderse algún partido. Con Guardado, que deberá estar en torno a tres o cuatro semanas de baja, son ya diez los futbolistas béticos que han sufrido lesiones de alrededor de un mes de duración, como mínimo. Y puede ser hasta cuatro o cinco en el caso de Sanabria o Campbell.

El Betis apostó por una plantilla corta y de calidad este verano debido a sus limitaciones económicas, para poder hacer frente a las altas fichas de gente como Javi García, Guardado, Tello o Campbell y a las amortizaciones de los traspasos de Camarasa, Boudebouz, Sergio León, Guardado, Feddal o el propio Tello, que dispararon el gasto hasta el tope del límite salarial, que ahora se trata de aumentar, merced al incremento de otras partidas (marketing, derechos de TV, abonos…) de cara al mercado de invierno para poder fichar en enero.

Los primeros contratiempos llegaron en pretemporada con la lesión de Tello en el tobillo, que le daño los ligamentos de la sindesmosis, lo tuvo inédito casi todo el verano y no le permitió debutar hasta la segunda jornada. Boudebouz y Campbell fueron fichados tras sufrir importantes lesiones -esguince de rodilla el franco-argelino- y operación de menisco el costarricense, y tardaron varios meses en poder adquirir una condición física mínima para competir: Boudebouz no lo hizo hasta la 4ª y 5ª jornada, aunque luego tuvo que parar un mes, y Campbell hasta la 8ª, aunque solo pudo disputar tres partidos antes de recaer y tener que someterse a una nueva artroscopia en la rodilla, que le sigue dando problemas.

Una vez iniciada la competiciones las lesiones respetaron al plantel bético hasta la quinta jornada, en la que Camarasa sufrió en el Bernebéu una rotura de grado I-II en el recto anterior del cuádriceps de la pierna izquierda, que le tuvo un mes de baja, pues no reapareció hasta la jornada 9ª ante el Alavés.

Diez días después de lesionarse Camarasa el que cayó fue Javi García en Anoeta, de donde se tuvo que retirar con una «rotura post-contusiva sufrida en el cuádriceps derecho» que le descartaba casi para un mes, aunque pudo reaparecer a los veinte días y, gracias a que le cogió el parón por medio, solo se perdió el partido de la jornada 8ª ante el Valencia. Javi García volvió a lesionarse el pasado dia 3 en Las Palmas, al sufrir una lumbalgia, y no pudo jugar el último choque ante el Atlético, el segundo partido de Liga que se pierde esta temporada.

En el partido de la jornada 8ª ante el Valencia el que se lesionó fue el lateral danés Riza Durmisi, que sufrió una rotura de grado I en el biceps femoral de su pierna derecha. Durmisi se perdió los partidos con Alavés, Espanyol y Getafe, así como la ida copera en Cádiz, y reapareció 35 días después en Eibar.

Otro que ha sufrido una lesión de consideración que le ha obligado a pasar por el quirófano ha sido el canterano Francis, que debutó jugando unos minutos en el Camp Nou y luego fue titular en los triunfos ante Celta y Real Madrid, gozando también de minutos en Anoeta. Francis, tras la irrupción de Campbell y Boudebouz, pasó a jugar con el filial un par de partidos, pero desde el 21 de octubre no ha vuelto a hacerlo. Una meniscopatía en su rodilla derecha le obligó a pasar por el quirófano y hace escasos días se reincorporó a los entrenamientos, que aún realiza con molestias.

Zou Feddal, por su parte sufrió un golpe en el tobillo en el entrenamiento previo a la visita del Alavés -el 20 de octubre- que le acabó afectando al tendón de aquiles, al sufrir una entesopatía aquílea. No pudo reaparecer hasta el pasado 3 de diciembre, casi mes y medio después, perdiéndose cinco partidos de Liga y dos de Copa. Gracias a un tratamiento conservador ha logrado esquivar el quirófano, por el momento.

Tonny Sanabria, por su parte, se operó de pubis a primeros de junio, estuvo mermado durante la pretemporada y no agarró la camiseta de titular hasta la 4ª jornada, en el Bernabéu. A raíz de ahí encadenó seis partidos seguidos como titular (6 goles) en 40 días, aunque tras la visita al Espanyol empezó a notar molestias en la rodilla y Setién solo lo hizo jugar la última media hora de los tres siguientes partidos, ante Getafe (anotó su séptimo gol), Eibar y Girona. Tenía el menisco tocado y, en vez de extirparlo, los médicos decidieron suturarlo, lo que garantiza un mejor funcionamiento futuro de su rodilla, aunque un más largo periodo de convalecencia ahora. Mínimo tres meses y posibilidad de cuatro o cinco. Sin duda, un enorme contratiempo, pues el paraguayo estaba en racha y se consolidaba como uno de los mejores goleadores jóvenes de las grandes ligas europeas, mostrando una tremenda efectividad.

Recientemente, Fabián se perdió la visita a Las Palmas por unas molestias en el tendón que no han ido a más y también Narváez se ha perdido algún partido por molestias musculares sin excesiva gravedad, como le pasó a Tello, baja en Cornellá por unas  molestias.

En resumen, desde que empezó la temporada ya son tres los futbolistas bétios que han tenido que pasar por el quirófano: Sanabria, Campbell y Francis, todos con problemas de rodilla. Otros cuatro han sufrido roturas fibrilares que los han tenido o tendrán en torno a un mes de baja, casos de Javi García, Camarasa, Durmisi y ahora Guardado. Feddal ha estado mes y medio fuera por sus problemas en el tendón; Boudebouz tuvo que parar un mes al resentirse de su rodilla, dañada en julio con un fuerte esguince, y Tello se perdió prácticamente toda la pretemporada por su molesta lesión en el tobillo.

En una plantilla corta tanta lesión se está notando, de ahí que desde el cuerpo técnico y la directiva hayan decidido acudir al mercado invernal pese a las apreturas del límite salarial, para reforzar el plantel con al menos tres fichajes de cara a la segunda vuelta de un Campeonato tremendamente igualado en la zona media, pues hoy en día apenas seis puntos (dos partidos) separan al 6º del 17º, lo que puede ser el éxito o el fracaso.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *