El mexicano marcó su primer gol como bético con un extraordinario libre directo desde la frontal, pero antes, con 0-0, desperdició dos oportunidades muy claras

El autor del primer gol verdiblanco ante el Girona, Andrés Guardado, analizaba el partido para los medios de comunicación. Pese a marcar, el mexicano no se mostraba contento por el partido del equipo.


Primer gol como verdiblanco: “Al final me voy con más rabia y tristeza por haber fallado las dos primeras ocasiones que con felicidad por el gol. Creo que si hubiera sido capaz de marcar esas dos oportunidades el partido habría sido totalmente diferente para nosotros. Siempre ponerte por encima en el marcador cambia las sensaciones y el partido. Obviamente creo que hubiéramos manejado mucho mejor el partido si se hubiera puesto de cara”.

Empate el final: “Me quedo un poco con esa cara que a veces muestra el equipo cuando está por debajo. A lo mejor a veces es más con ganas y actitud que con buen fútbol, pero al final eso es necesario para sacar los buenos resultados. Hoy otra vez conseguimos un empate en los últimos minutos por querer ir y tenemos que quedarnos con eso. Si se puede rescatar algo bueno de este partido es eso. Hay que poner más atención en que cada partido que jugamos siempre recibimos gol y es una de las cosas pendientes. Si somos capaces de empezar a poner nuestra portería a cero y somos un equipo que siempre marca por lo regular, los resultados van a cambiar seguro”.

Gol de falta: “Te pasan muchas cosas por la cabeza. Por la cercanía de la falta piensas que si van a saltar es mejor intentarlo por debajo o que el portero no ve muy bien la pelota y jugarla por su palo. Al final sentí que si pasaba solo la barrera, para él iba a ser muy difícil atajarla y así fue. Intenté que la barrera no tapara el disparo y afortunadamente salió. Pero repito, creo que me quedo más con la mala sensación de haber fallado las primeras oportunidades”. ​