El central marroquí sale al paso de los rumores que lo mandaban al quirófano, ya que el Real Betis ha decidido no informar sobre las lesiones de sus jugadores

Zou Feddal ha mandado un mensaje de tranquilidad a los béticos a través de su cuenta de twitter, pues en los últimos días, ante la falta de información por parte del club sobre su estado, se han disparado los rumores sobre su lesión en el tendón de aquiles.

“Seguimos dandole y cada vez mejor! ya queda menos para volver, que no cunda el pánico, no hay motivo. gracias x los ánimos”, ha escrito Feddal en su cuenta de twitter esta tarde, pues ya había quien lo había mandando al quirófano y lo tenía de baja para tres meses.


Feddal sufrió el 20 de octubre, en vísperas de jugar ante el Alavés, una entesopatía aquílea en su pierna izquierda, lo que viene a ser una tendinitis (inflamación) en el tendón de Aquiles, y desde entonces no ha vuelto a jugar ni entrenar con el grupo, lo que estaba previsto que hiciera esta semana, pues había fundadas esperanzas de contar con él el lunes ante el Eibar.

Las molestias en la zona afectada -Feddal tiene un visible bulto junto al tobillo- le han impedido ejercitarse con el resto de sus compañeros esta semana, pese a que el lunes, tras el fin de semana de parón, saltó el césped de la ciudad deportiva e incluso tocó balón, aunque sus sensaciones luego no fueron buenas. El jueves se desplazó a Barcelona para someterse a una revisión que ya tenía prevista y hoy ha sido el propio Feddal quien ha informado en su cuenta de twitter que “no hay motivos para la alarma”.

Feddal ha sido infiltrado en la zona dañada y deberá guardar reposo durante unos días para ver cómo evoluciona la inflamación que le impide entrenarse con normalidad y, de momento, le hace ser baja segura para el partido del lunes contra el Eibar y serida duda, cuando menos, para el choque siguiente contra el Girona, el sábado 25 en el Villamarín.

El Betis decidió hace unos días modificar el protocolo de información sobre las lesiones de sus futbolistas y no dar parte en la web oficial de la evolución de las mismas “para no dar pistas a los rivales”. Ello dispara la rumolorología y las elucubraciones sobre las lesiones de los jugadores, especialmente en las redes sociales, tan proclives a los bulos. Ayer mismo Sanabria, que no entrenó con el grupo, era “baja para varias semanas” en twitter. Hoy entrenó con normalidad. Quizá sea peor el ‘remedio’ que la enfermedad.