También fue el que diseñó la construcción del hotel Plaza de Armas y la rehabilitación de la Cámara de Comercio. Desde 1999 era profesor de proyectos en la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Sevilla

Antonio González Cordón, arquitecto que proyectó por encargo de Manuel Ruiz de Lopera la remodelación del estadio Benito Villamarín, ha fallecido este jueves en Sevilla a la edad de 68 años, sin ver concluida su obra más emblemática, avanza Radio Sevilla.


González Cordón diseñó un estadio completamente nuevo que se iba a construir por fases tras ganar en 1998 el concurso convocado al efecto. La grada de Gol Norte y la de Fondo se hicieron nuevas bajo el mandato de Manuel Ruiz de Lopera, pero luego las obras se pararon y así estuvieron durante 17 años, hasta que el verano pasado se acometió la construcción de la nueva grada de Gol Sur, que supervisó el propio González Cordón.

La idea de Ángel Haro y José Miguel López Catalán, actuales consejeros delegados del club, es acometer a medio plazo la construcción de la nueva grada de preferencia para completar la reconstrucción del estadio, obra que ya no podrá ver concluida su creador, Antonio González Cordón. Tras la obra en la zona de preferencia también estaba proyectado cubrir todo el estadio, al que en su día calificó Lopera como el “platillo volante”.


Entre las obras más conocidas de Antonio González Cordón se encuentran la rehabilitación de la nueva sede de la Cámara de Comercio de Sevilla, conjuntamente con los arquitectos Antonio Cabrera Ponce de León y José María Lerdo de Tejada, una obra proyectada en 1979 y realizada entre 1981 y 1982, y el hotel y ordenación de la Plaza de Armas de Sevilla, realizado conjuntamente con  Victor Pérez Escolano; un proyecto de 1989 realizado entre los años 1990 y 1992.

 

Maqueta del proyecto del nuevo estadio del Real Betis, que Lopera encargó a González Cordón y cuyas obras no concluyó.