El canterano considera que fue crucial su cesión el año pasado al Elche para acabar de formarse: “Creo que esa cesión fue lo que me hizo explotar a mí y que diera mi mejor versión”

El centrocampista Fabián Ruiz ha asegurado en su despedida del Betis rumbo al Nápoles italiano, que ha pagado su cláusula de rescisión de 30 millones de euros, que su cesión al Elche fue crucial en su trayectoria porque ahí creció “como futbolista y como persona” y le inculcaron, sobre todo, valores y confianza.

Fabián, quien jugó cedido en tierras ilicitanas la segunda vuelta de la temporada 2016-2017, ha destacado esa etapa de su vida que califica como “lo más importante que le ha pasado” para ‘explotar’ este año en el primer equipo bético de la mano de Quique Setién, con el que ha jugado 34 partidos.


“Creo que esa cesión fue lo que me hizo explotar a mí y que diera mi mejor versión”, afirmó el palaciego en declaraciones difundidas por el Betis en su despedida de sus compañeros, rodeado de cariño y bromas de futbolistas y técnicos.

Este miércoles Fabián ya se entrenó como jugador del Nápoles.

Sobre la decisión de dejar el club de su vida, Fabián manifestó que ha sido “la más difícil” de su carrera porque es “muy bético” y era complicado dejar la institución que, desde que llegó con ocho años, le “ha enseñado muchísimas cosas” y convertido en futbolista, aunque “creía que era una oportunidad muy buena”.

Sin embargo, agregó que ello “no significa que no pueda volver más” porque ésta es su casa y así se lo han demostrado “todos los béticos y la gente de arriba”, “cariño” que para él “es de admirar” en un equipo que para él lo es “todo” y cuyo sentimiento llevará siempre consigo.

“No se puede expresar con palabras lo que significa ser del Betis. Hay que vivirlo, hay que sentirlo”, señaló el centrocampista, de 22 años, quien recordó el momento de su debut en el primer equipo de la mano de Juan Merino, en diciembre de 2014 ante el Lugo en Segunda.

Además, destacó la pasada temporada, en la que el Betis ha quedado sexto y clasificado para la Liga Europa, subrayó el apoyo de su familia, amigos y compañero cuando le dieron fuerzas “cuando no las tenía”, en un momento “increíble” que calificó como “un sueño”.

Sobre si volverá en un futuro, dijo que “ojalá”, que “estaría encantadísimo de poder regresar” como ha hecho Joaquín Sánchez y valoró que “es muy importante” poder “salir bien de aquí, salir querido, que al final un futbolista es lo que se lleva, que tu afición te quiera”, que es “lo más bonito” que se lleva.

Reconoció que los días previos a su marcha a Nápoles “son los más difíciles” porque “te das cuenta de que te vas, de que dejas a tu familia y seres queridos y te marchas a otro país” y, entre otros asuntos, recalcó su beticismo al afirmar que quiere “ver al Betis lo más alto posible”.