España puede sellar la clasificación virtual o quedar sin apenas opciones el miércoles ante Irán

Si gana tendrá el pase a octavos en el bolsillo, en especial si es por más de un gol, pero si pierde estará prácticamente fuera del Mundial. Con el empate se asegura llegar al último partido ante Marruecos dependiendo de sí misma para clasificarse

Tras el empate ante Portugal (3-3), el choque del próximo miércoles ante Irán, que sorprendentemente se impuso a Marruecos (1-0) en el primer partido del Grupo B, adquiere especial trascendencia para España, que puede quedar virtualmente clasificada para octavos de final con un triunfo ante los asiáticos… o virtualmente eliminada en caso de derrota. Con un empate asegura llegar a la última jornada ante Marruecos dependiendo de sí misma para clasificarse, aunque no para ser primera, pues para eso solo le vale la victoria.

España juega el miércoles ante Irán (20h) sabiendo lo que habrá ocurrido antes en el choque entre Portugal y Marruecos (14h), que puede ser la primera selección eliminada del Mundial si vuelve a perder. Tras el 3-3 entre españoles y lusos, el average general puede ser determinante para decidir la primera plaza del grupo, o incluso la segunda.

Si Portugal gana a Marruecos y España se impone a Irán, especialmente si es por un gol más de diferencia, los de Hierro estarían virtualmente clasificados aun perdiendo por la mínima en la última jornada ante los marroquís -en ese caso ya sin opciones-, aunque si España pierde el segundo partido con Irán la que se clasificaría de forma matemática sería la selección asiática, que gracias a su triunfo en el primer partido siempre llegará al tercero dependiendo de sí misma para lograr el pase. Una derrota ante Irán dejaría a España sin depender de sí misma en la última jornada, lo que se asegura con un empate. Irán, con dos empates más, puede quedar fuera con 5 puntos, aunque en este grupo, según se den los resultados, se puede pasar con 4 y un buen average (el empate 3-3 vale más que el 0-0, el 1-1 o el 2-2).

El choque ante Irán adquiere por tanto un interés inusitado para la selección española y ni que decir tiene que para la iraní. Los asiáticos lograron este viernes la segunda victoria de su historia en un Mundial (la primera fue ante EEUU en 1998) con un autogol del marroquí Bouaddouz en el descuento y suman ya 23 partidos oficiales sin conocer la derrota (16 victorias y 7 empates), en 18 de los cuales han dejado su puerta a cero. Irán se clasifica para octavos si gana a España o si lo hace luego ante Portugal en la última jornada. España, por su parte, necesita dos victorias para clasificarse sin depender de otros resultados. Puede hacerlo con una (si es por varios goles, mucho mejor) y pasar con 4 puntos, o ser eliminada con 5

España, pese a hacer un partido por momentos brillante ante Portugal -actual campeona de Europa-, sumó su tercer Mundial seguido sin ganar en el primer partido: en Sudáfrica 2010 perdió ante Suiza 0-1 y luego fue campeona del mundo, y en Brasil 2014 fue vapuleada por Holanda (1-5) en el debut y tras perder luego ante Chile (0-2) quedó eliminada en la primera fase. En Alemania 2006, con Luis Aragonés, España hizo pleno en la primera fase, con triunfos ante Ucrania (4-0), Túnez (3-1) y Arabia Saudí (1-0) para despedirse en el cruce de octavos ante la Francia de Zidane (3-1).




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *