Es una de las asignaturas pendientes de Quique Setién, al que ya pasó lo mismo en Las Palmas y algo parecido en Lugo

El Real Betis es el equipo de Primera que mayor diferencia de puntos tiene (8) entre los sumados como local (12) y como visitante (4), después de haber disputado ya cinco partidos en el Benito Villamarín y otros tantos lejos de él.

Los verdiblancos suman cuatro victorias (Celta, Deportivo, Levante y Alavés) y una derrota (Valencia) al calor de su público, mientras que fuera de casa -donde han afrontado un calendario realmente complicado- acumulan tres derrotas (Barcelona, Villarreal y Espanyol), un empate (Real Sociedad) y una victoria (Real Madrid).

Los verdiblancos ocupan la 8ª plaza de la clasificación liguera y son el cuarto mejor local (solo tras Barcelona, Valencia y Sevilla FC), y el 14º visitante, con solo un punto más que Alavés, Levante, Las Palmas, Espanyol y Eibar, y cuatro que el Málaga, que aún no ha estrenado su casillero a domicilio.


El Real Betis, según datos de @FutbolAvanzado genera de media 3,46 más ocasiones de gol por partido de local que sus rivales, mientras que cuando juega fuera son los rivales quienes generan de media 7 ocasiones más que los béticos.

La pasada temporada, al frente de la UD Las Palmas, Quique Setién sumó 33 puntos de local (9G 6E 4P), más del quíntuple que de visitante, donde solo logró 6 (1G 3E 15). La campaña anterior 2015/16, en la que dirigió al equipo canario 30 partidos, logró sumar 25 puntos de local y 14 de visitante. En las dos campañas al frente del equipo canario, Setién sumó 58 puntos de local y 20 de visitante, casi el triple en casa, como ocurre ahora en el Betis.

En sus tres años anteriores en el Lugo, en Segunda A, el equipo gallego sumó 106 puntos en el Anxo Carro en 63 partidos, y justo la mitad, 53, lejos de él.

En las seis campañas precedentes del Real Betis en Primera división, los verdiblancos sumaron 147 puntos en casa en 114 partidos (con un pírrico balance de 1,28 puntos por partido) y fuera lograron 107 (0,93 por partido).

En la campaña actual el promedio del Betis es de 2,4 puntos por partido de local -doblando los registros de años anteriores- y 0,8 por partido de visitante, en línea con los registros de años anteriores.

Mejorar el balance del equipo fuera de casa es, sin duda, una de las asignaturas pendientes de Quique Setién, que ha conseguido hacer fuerte al equipo verdiblanco de local en este arranque liguero, pues los 12 puntos que ya ha sumado en 5 jornadas son casi la mitad de los que se consiguieron las dos últimas temporadas en 19 partidos: 25 en en la 2016/17 y 24 en la 2015/16. En la temporada 2013/14 el Betis solo sumó 18 puntos de local.