El Real Betis Energía Plus mantiene viva la esperanza con un gran triunfo en el derbi andaluz (89-88)

Los verdiblancos se rehacen de la dura derrota en Bilbao y se imponen a Unicaja de Málaga en un igualadísimo partido decidido en el último segundo

El Real Betis Energía Plus está muy vivo. El golpe de Bilbao no fue definitivo y el equipo se ha levantado como lo hacen los grandes. Ante un rival de enjundia como Unicaja y con dosis de buen baloncesto, orgullo y corazón. Porque el equipo sigue creyendo en una permanencia que se ha puesto a tiro. No en vano, los verdiblancos igualan con seis victorias a San Pablo Burgos, el equipo que marca la salvación. Para seguir creyendo, sin duda.

La puesta en escena del equipo de Óscar Quintana fue extraordinaria. El equipo se mostró muy activo desde el principio tanto en defensa como en ataque, con todo el bloque sumando en la faceta anotadora y reboteadora. El 24-17 con el que finalizó el primer cuarto lo decía prácticamente todo.

Sí sufrió mucho más el conjunto verdiblanco en el segundo parcial, el único en el que se vio superado. Unicaja encontró al recién llegado Livio Jean-Charles y a Adam Waczynski. La ventaja se diluyó casi en un visto y no visto. En ese momento apareció Golubovic con 8 puntos consecutivos para mantener a su equipo en el choque. Con máxima igualdad (39-41) se llegó al tiempo de descanso.

El tercer cuarto fue un recital ofensivo por parte de ambos equipos. Los puntos de Waczynski y Nedovic eran contrarrestados por un sensacional Mikel Úriz -muy buenos minutos en este parcial- y, especialmente, por un Blake Schilb estratosférico, que anotó 13 puntos en el tercer cuarto. El internacional checo estuvo sublime y no le tembló la muñeca en momentos clave en los que Unicaja quería despegarse en el electrónico.

Con 65-65 arrancó el último y decisivo cuarto. Y el equipo siguió a lo suyo: intenso en defensa, mucho más sólido en el rebote defensivo que en otras ocasiones y paciente e inspirado en ataque. Anosike se multiplicó en defensa -12 puntos y 12 rebotes, 7 de ellos defensivos, con 25 de valoración- y en la zona rival, al margen de Schilb -25 puntos y 26 de valoración-, tuvieron un papel importantísimo Luke Nelson y Ryan Kelly, que cogieron la responsabilidad en el tramo decisivo del duelo.

El encuentro parecía de cara para los de Quintana con un triple de Nelson a poco más de tres minutos para el final (76-71), pero un parcial 0-8 visitante, con un Alberto Díaz enchufadísimo desde el perímetro, ponía de nuevo a los malagueños por delante a falta de 2:34. Las alternancia de canastas se sucedió en los compases finales, con el Real Betis Energía Plus ya en bonus. Un triple de Schilb, un 2+1 providencial de Luke Nelson y dos canastas postreras de Ryan Kelly mantenían muy vivos a los béticos. Nedovic, con dos tiros libres, ponía el 87-88 en el marcador a falta de 29 segundos.

Sin embargo, Schilb, con una gran penetración, devolvía la ventaja local (89-88). La última posesión sería para Unicaja, pero Milosavljevic erró el lanzamiento desde la esquina. El triunfo se quedó en San Pablo, un triunfo que debe servir a los verdiblancos para seguir creyendo en una salvación ahora mismo más cercana que nunca.

Real Betis Energía Plus (89): Booker (10), Nelson (11), Schilb (25), Kelly (13), Anosike (12) –cinco inicial-, Alfonso Sánchez (-), Úriz (8), Franch (-), Urtasun (-), Iván Cruz (2) y Golubovic (8).

Unicaja (88): Alberto Díaz (12), Salin (6), Dani Díez (-), Brooks (6), Okuo (5) –cinco inicial-, Augustine (-), Nedovic (13), Suárez (9), Waczynski (20), Jean-Charles (7), Milosavljevic (3) y McCallum (7).

Árbitros: Pérez Pizarro, Oyón y Munar. Sin eliminados.

Parciales: 24-17, 15-24, 26-24 y 24-23.

Incidencias: Partido correspondiente a la 24ª jornada de la Liga Endesa disputado en San Pablo ante 3.225 espectadores.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *