Getafe y Girona quedaron diez puestos por encima de lo presupuestado, y el Eibar ocho. Athletic y Málaga, nueve por debajo, Las Palmas siete, Deportivo y Real Sociedad cuatro y el Sevilla FC, tres

La clasificación final en la Liga suele ir directamente relacionada con los presupuestos que se manejan, especialmente en LaLiga, el torneo de la regularidad, donde es difícil sorprender a los clubes poderosos, aunque a lo largo de una temporada siempre suele haber algunas excepciones.

Esta campaña los seis clubes con mayores ingresos han ocupado las siete primeras posiciones, pues entre ellos solo ha logrado colarse el Real Betis, que con el décimo presupuesto ha logrado una meritoria sexta plaza.


El FC Barcelona contaba con el mayor presupuesto de los veinte y ha acabado el primero, en Liga y Copa, mientras que Atlético, Valencia y Villarreal han superado en un puesto el que le fijaban los dineros, el Real Madrid ha perdido uno y el Sevilla FC, en una temporada muy convulsa en LaLiga, ha cedido tres.

Los clubes que más han descendido en la clasificación respecto a lo presupuestado han sido Athletic Club y Málaga (nueve puestos más abajo), Las Palmas (-7), Deportivo y Real Sociedad (-4) y Sevilla FC (-3). Tres de ellos han descendido y los bilbaínos han sido, sin duda, la gran decepción de la temporada.

En el lado opuesto, los que han superado con creces las expectativas han sido los recién ascendidos Girona y Getafe (diez puestos por encima de lo previsto), el Eibar (+8) y el Real Betis (+3), que ha sido la revelación de la temporada con una segunda vuelta espectacular a pesar de haber sumado solo un punto de nueve eb los tres últimos partidos.

Los diez equipos restantes han quedado igual (Barcelona y Celta), un puesto arriba o abajo (Atlético, Madrid, Valencia, Villarreal, Alavés y Levante) o dos (Leganés y Espanyol).

Al Real Madrid cada uno de los 76 puntos que ha sumado le ha costado 9,73 millones de euros, mientras que al Girona le ha salido el punto por 0,87 millones, once veces menos que a los merengues. Al Real Betis el punto le ha salido por 1,46 millones de euros, mientras que al Sevilla FC le ha costado 3,66 millones cada uno, dos veces y media más que a su eterno rival.