El Nápoles tiene otras prioridades antes que Fabián, al que no ha trasladado aún oferta en firme alguna

El club partenopeo llega a un acuerdo con el Bolonia para hacerse con el extremo Simone Verdi por 25 millones de euros, según confirma su presidente Aurelio de Laurentis

El Nápoles ha llegado a un acuerdo para hacerse con los servicios del extremo diestro Simone Verdi (25 años), del Bolonia, por el que pagaría 25 millones de euros, el el 20% de los cuales (5 millones) irían a las arcas del Milan, que hace dos años lo traspasó por 1,5 millones al conjunto boloñes, según ha confirmado el propio presidente napolitano, Aurelio di Laurentis, en una entrevista en Il Corriere dello Sport. El club partenopeo parece tener otras prioridadades antes que acometer el fichaje del bético Fabián. “Nuestros objetivos son un portero, un central, un centrocampista y un extremo”, indicó Di Laurentis, que durante la entrevista no hizo referencia alguna a Fabián, pese que días antes el propio Corriere dello Sport lo daba como fichado.

El conjunto napolitano anda también enfrascado en la contratación de un portero para suplir al español Pepe Reina y estaba tras los pasos del portugués Rui Patricio, que hace unos días ha rescindido contrato con el Sporting Clube de Portugal, cuyo presidente ha acusado a Jorge Mendes, su representante, de querer chantajearlo. Alphonse Areola (PSG) es otro de los candidatos a la portería del Nápoles, que tiene en estos momentos muchos frentes abiertos y actualmente cuenta con dos entrenadores con contrato, Carlo Ancelotti -a partir del 1 de julio- y Maurizio Sarri, que parecía iba a fichar por el Chelsea y ahora suena como eventual sustituto de Pochettino en el Tottenham si este se va finalmente al Real Madrid. Sarri solo saldrá del Nápoles -con el que tiene dos años más de contrato- si abona su cláusula de rescisión de 8 millones de euros. De lo contrario, el presidente Di Laurentis podría retenerlo y seguir pagando a dos entrenadores, según Il Mattino.

Del interés del Nápoles por el bético Fabián no ha habido más noticias en las últimas horas, pese a que hace un par de días varios medios daban su fichaje por cerrado, como hizo Il Corriere dello Sport en su portada. Nada más lejos de la realidad, según hemos podido saber, pues a Fabián no ha llegado ninguna oferta en firme del Nápoles, así que extrañamente la puede haber aceptado.

Lucas Torreira, pivote uruguayo de la Sampdoria, de 22 años, que ocupa una demarcación similar a la de Fabián, también ha sido vinculado con el Nápoles, pero según su agente, Pablo Betancur, “no hay acuerdo económico con Di Laurentis y hasta después del Mundial no tomaremos una decisión”, en declaraciones a Kiss Kiss Radio de Nápoles. Betancur, eso sí, admite que “Nápoles y Sampdoria hablan entre ellos” y según la prensa local, Cristiano Giuntoli, director deportivo napolitano, ya ha iniciado los contactos formales para su fichaje, aunque las diferencias por el momento son notables.

Es normal que Fabián interese al Nápoles y a muchos otros equipos, pero hasta el momento ninguno ha mostrado su disposición de abonar su cláusula de rescisión, de 30 millones de euros. El Real Betis no piensa negociar un traspaso por un céntimo menos y su intención es reunirse “en breve” con sus representantes, según transmiten fuentes del club, para ofrecerle al jugador una mejora de contrato y una subida de la cláusula de rescisión, lo que previsiblemente se puede producir esta semana entrante, ya con Lorenzo Serra de vuelta a la capital hispalense, de la que lleva unos días fuera.

El FC Barcelona, que se interesó por Fabián el pasado verano para enrolarlo en su filial, no aparece entre los candidatos a fichar al palaciego este verano, aunque podría negociar una opción de compra o derecho preferente con vistas al futuro del centrocampista, que de momento sigue siendo verdiblanco, aunque el verano en torno a su figura se presume que será largo.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *