El lunes se cumplen 41 años de la derrota ante un Málaga descendido que dejó al Betis sin UEFA

El Real Betis acabó la Liga 1976/77 quinto y fuera de las plazas europeas por esa sorprendente derrota, aunque luego logró clasificarse para la final de la I Copa del Rey, en los penaltis ante el Hércules y en la prórroga ante el Español, que ganó al Athletic el 25 de junio de 1977

Este lunes 30 de abril el Real Betis tratará de que no se repita la historia del 30 de abril de 1977, cuando un CD Málaga ya descendido visitó el Benito Villamarín, ganó 0-1 y privó a los béticos asaltar la cuarta plaza -entonces jugaban la UEFA 2º, 3º y 4º-, cayendo hasta el 8º puesto de la clasificación a falta de tres jornadas, aunque luego los de Rafa Iriondo reaccionaron ganando los dos siguientes partidos (0-1 en Salamanca, rival directísimo) y 2-1 al Athletic, al que un mes después ganarían la final de la I Copa del Rey.

En la última jornada de esa Liga el Betis perdió el 22 de mayo 3-1 ante el FC Barcelona, que ya era matemáticamente subcampeón de Liga, sin opciones de arrebatar el título al Atlético de Luis Aragonés, que se proclamó campeón al empatar en la penúltima jornada en el Bernabéu mientras el Barça lo hacía en Elche, y los verdiblancos al final acabaron la Liga quintos (tras Atlético, Barça, Athletic y Las Palmas), segundos en un cuádruple empate a 36 puntos con Las Palmas, Español y Valencia. En ese cuádruple empate pudo haberse metido el Sevilla FC -y haberlo ganado, ya que esa campaña ganó los dos paridos al Betis– si los nervionenses llegan a ganar el 8 de junio, una vez acabada la Liga, el partido aplazado de la jornada 33ª con la Real Sociedad, que les derrotó 2-1 en Atocha con un gol de Iriarte en el 87′ y polémico arbitraje de Urrestarazu, que expulsó a Scotta en el descuento. Con esa derrota a los entonces entrenados por Carriega se les negó la posibilidad de ir a Europa, donde no competían desde la Copa de Ferias de la 1970/71 ante el Eskişehirspor turco que lo eliminó en 1/32.

La Liga (de 18 equipos y 34 jornadas) la acabó el Real Betis el 22 de mayo quinto, fuera de las plazas que daban acceso a la UEFA, por culpa de esa sorprendente derrota de la jornada 31ª ante el descendido Málaga (0-1, gol de Juan Carlos en el 70′), aunque después de finalizado el campeonato liguero los verdiblancos lograron clasificarse para las semifinales de la Copa del Rey al eliminar al Hércules de los cuartos de final en los penaltis, tras ganar 2-1 en el Villamarín (29 de mayo) y perder por idéntico resultado en el Rico Pérez de Alicante (5 de junio).

El Betis había inciado su andadura copera eliminando al Deportivo de La Coruña (1-2 en Riazor y 4-0 en el Villamarín) el 23 de febrero y el 9 de marzo. En 1/16 se deshizo del Valladolid (27 de abril y 12 de mayo) al ganar 1-2 en Zorrilla y empatar 1-1 en casa. Tras acabar la Liga, y con el Betis fuera de Europa por esa derrota ante el Málaga (la semana antes había ganado 0-1 en el Bernabéu con gol de Ladinsky), llegó la eliminatoria de cuartos con el Hércules y el 11 y 18 de junio disputó las semifinales con el Español, con el que perdió 1-0 en Sarriá y al que luego ganó 2-0 en el Villamarín con un milagroso gol de Biosca -un obús desde más de 30 metros- en el último minuto de la prórroga. El mismo Biosca había anotado antes el 1-0 que forzó la prórroga.

Con el pase a la final los verdiblancos se aseguraban la presencia en Europa, a la Recopa si la ganaban y a la UEFA si la perdían, ya que el otro finalista, el Athletic, había acabado la Liga tercero (con 38 puntos, dos más que los béticos) y además disputó la final de la Copa de la UEFA ante la Juventus, que perdió a doble partido, tras perder 1-0 en Turín y ganar 2-1 en San Mamés el 18 mayo de 1977, ganando los italianos el título por el valor doble de los goles en campo contrario en caso de empate.

Pero esa derrota ante el descendido Málaga del 30 de abril de 1977 -el lunes hará justo 41 años- pudo frustrar por completo una de las temporadas más brillantes de la historia del Real Betis, lo que conviene recordar a la hora de afrontar el partido de este lunes ante el también descendido Málaga CF -que en la anterior jornada le ganó 2-0 a la Real Sociedad-, en el que el Real Betis podría certificar matemáticamente la séptima plaza y la clasificación europea y dejar casi amarrada también la sexta en caso de victoria.




 

ASÍ ACABÓ LA LIGA EN LA TEMPORADA 1976/77

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *